Síguenos

¿Qué estás buscando?

17 septiembre, 2021

Tecno

BMW iX3: el segundo coche eléctrico de BMW es un SUV que destaca por sus 460 km de autonomía

El nuevo BMW iX3 es el segundo coche eléctrico de BMW después del BMW i3.

Te promete 460 km de autonomía eléctrica, situándose así como uno de los coches eléctricos con más rango del mercado y como rival directo del Tesla Model Y.

BMW ha decidido en este segmento aplicar una receta que puede ser acertada. En lugar de desarrollar desde cero un modelo nuevo con entidad propia y lanzarlo al mercado con los costes que ello supone, han tomado como base el BMW X3, un coche ya conocido y probado, lo han transformado en un coche eléctrico y este es el resultado.

Con la llegada del iX3 BMW puede aplicar ya un lema que lleva usando varios meses, “The power of Choice” en referencia a la variedad de mecánicas disponibles con un mismo modelo de coche, que permite a sus usuarios elegir la que más se adapte a sus necesidades.

En 2021 llegarán tres coches eléctricos a BMW. Empezando por el iX3, le seguirá el i4 y por último lanzarán el iNext. Compartirán gran parte de soluciones mecánicas y de batería gracias a sus estructuras modulares flexibles

En el caso del BMW X3, tras la llegada de este iX3 pasa a estar disponible con cuatro tipos de mecánicas: gasolina, diésel, híbrida enchufable o 100% eléctrica.

Unas llantas que dan 10 kilómetros ‘extra’ de autonomía

El nuevo BMW iX3 luce una carrocería SUV que mide 4,73 metros de largo. Mantiene los rasgos principales del X3, pero cuenta con una serie de detalles específicos para esta versión eléctrica. Las ópticas delanteras y traseras, así como las formas principales de la carrocería son idénticos a los del X3 “de toda la vida”, pero hay elementos necesarios para adaptarlo a su nueva filosofía de vida. ¿Cuáles?

El primero lo encontramos en el frontal, donde los característicos riñones mantienen las mismas dimensiones que los del X3, pero en este caso van completamente cerrados para mejorar así el coeficiente aerodinámico y quedando por tanto relegados a una función puramente estética.

No ejercen ninguna función de refrigeración porque al no tener un motor de combustión bajo el capó que necesite aire, pueden estar tapiados. Eso sí, en la parte cóncava inferior lucen una moldura en color azul en referencia a su arquitectura eléctrica.

La ofensiva eléctrica de BMW le llevará a tener cuatro modelos completamente eléctricos en el mercado este mismo año, ya que al i3 se unirá este iX3 y llegarán los i4 (berlina) e iX (SUV grande)
El logotipo de la marca que preside el capó, el que está en el portón posterior y el que encontramos en el centro del volante están rodeados por una circunferencia de este mismo color azul, referencia al aspecto eléctrico del coche y a la sub marca BMW i.

Por lo demás y siguiendo con el X3 como referencia, hay cambios significativos en el paragolpes delantero, que tiene una entrada de aire en la parte inferior bastante diferente a la que encontramos en un X3 de mecánica tradicional. En los extremos hay dos tomas de aire en posición vertical para que el aire fluya hacia las llantas y así mejorar la eficiencia aerodinámica al reducir la resistencia al avance.

Las llantas se han diseñado en exclusiva para el BMW iX3 y tienen un diseño muy cerrado, para evitar crear turbulencias. De serie en el nivel de acabado Inspiring, que es el de acceso, son de 19 pulgadas pero llegan a las 20 pulgadas en el acabado más alto Impressive.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

Estas llantas con la zona central en color negro y el perfil exterior en color metálico, más allá de marcar notablemente el aspecto del coche, son un 15% más ligeras que las llantas equivalentes en pulgadas de un X3. También reducen un 5% el Cx del coche con su diseño y según datos de BMW, gracias a ellas la autonomía WLTP es 10 kilómetros superior a la que tendría este mismo coche con llantas convencionales.

Atrás el BMW iX3 luce dos molduras en color azul que, sin llegar a imitar la forma de los tubos de escape, sí que ocupan su lugar y le dan cordura a su planteamiento 100% eléctrico.

Pocos cambios en el interior

El que se haya subido antes a un BMW X3 y lo haga en un BMW iX3, percibirá que el interior de ambos es prácticamente el mismo salvo por un par de pequeños matices.

Cuenta con un espacio amplio y bien resuelto con capacidad para cinco pasajeros y en él se emplea la misma disposición de los mandos principales que en el X3, pero también aquí encontramos algunos elementos en color azul.

El botón de arranque va pintado en ese llamativo color azul y la palanca selectora del cambio que permite elegir P, N, R o D/B, lleva un perfil en ese mismo color azul.

510 litros de capacidad del maletero son 40 menos que en las versiones de gasolina o diésel y 60 más que el xDrive30e híbrido enchufable.

74 kWh de batería y carga a 150 kW

Las baterías se disponen por el suelo y bajo el capó delantero, mientras que el motor va atrás

Si nos vamos a la configuración mecánica del BMW iX3 encontramos notables diferencias respecto a los X3 que seguimos usando como referencia. La principal la marca la batería de 74 kWh de capacidad útil (80 kWh de capacidad bruta), que está compuesta por 10 celdas separadas entre sí. Ocho están en el suelo y dos se alojan bajo el capó delantero.

BMW asegura que son baterías que están fabricadas para permitir extraer las celdas de forma independiente al resto del conjunto en caso de necesitar repararlas o para facilitar su reciclaje cuando llegue el momento.

Estas baterías que monta el BMW iX3 las ha desarrollado con Samsung, pero BMW está a punto de fabricar sus propias baterías para sus coches eléctricos. Si nos vamos al detalle, estamos ante baterías con una densidad de energía gravimétrica de las 188 celdas prismáticas un 20% mayor que la de las celdas de batería que monta el BMW i3.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

Este nuevo coche eléctrico recurre a un sistema de 400 Voltios que permite tanto en monofásica como en trifásica en terminales de corriente alterna cargar hasta a 11 kW.

Para cargarlo en tomas rápidas permite hacerlo con potencias de hasta 150 kW, de forma que se carga de cero al 80% de su capacidad total en 34 minutos y según la marca, conseguir 100 kilómetros de autonomía en 10 minutos.

La disposición de las celdas de las baterías les permite extraerlas en caso necesario

Según BMW, han desarrollado para el iX3 una batería bastante fina y compacta con el fin de lograr un equilibrio entre prestaciones y autonomía sin lastrar al coche con una batería más grande y pesada.

El BMW iX3 y el X3 pueden parecer el mismo coche, pero su mecánica y arquitectura cambian por completo

El BMW iX3 anuncia una autonomía de hasta 460 kilómetros en ciclo WLTP, lo cual a falta de que puedan llegar posibles rivales directos en las próximas semanas o meses, le posiciona como el segundo SUV medio eléctrico con mayor autonomía del mercado, solo por detrás del Tesla Model Y.

Motor atrás y tracción también atrás

Más allá de la batería, el motor eléctrico está integrado junto a la transmisión y la electrónica de 400 voltios en un módulo sobre el eje posterior para así optimizar la eficiencia y aprovechar al máximo la energía.

Llama la atención que, a pesar de ser un SUV, sea un coche de tracción trasera, algo que únicamente comparte con el X3 sDrive18d que es el otro X3 que no recurre a la tracción total como el resto de la gama.

El motor es síncrono de excitación permanente, no utiliza imanes como sí ocurre en muchos otros coches eléctricos. Gracias a este diseño no utilizan las tierras raras esas aleaciones de elementos químicos que se utilizan habitualmente en la fabricación de motores eléctricos.

El BMW iX3 se fabrica en China para todo el mundo porque ese será su principal mercado

La potencia que ofrece es de 210 kW, el equivalente a 286 CV. El par máximo es de 400 Nm y a diferencia de muchos motores eléctricos, se mantiene a alto régimen sin decaer.

 

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

Te puede interesar

Advertisement