Síguenos

¿Qué estás buscando?

27 febrero, 2024

Tecno

A blindar los empleos más vulnerables

Singapur, EU y Dinamarca, los mejor preparados ante la IA

La robótica y la inteligencia artificial podrían reemplazar gran parte de los trabajos humanos existentes

De la Redacción

GRUPO CANTÓN


CDMX.- Para lidiar con las probables afectaciones de la inteligencia artificial en el mercado laboral, es crucial que los países establezcan redes integrales de seguridad social y ofrezcan programas de retención para los trabajadores más vulnerables; al proteger los medios de vida y limitar la desigualdad, se logrará que la transición sea más inclusiva.

 

Para ayudar a los países a formular las políticas adecuadas, el Fondo Monetario Internacional (FMI) elaboró un índice de preparación ante la IA que mide el grado de preparación en cuatro categorías: infraestructura digital, políticas sobre capital humano y el mercado laboral, innovación e integración económica, y regulación y cuestiones éticas.

 

Usando el índice, el FMI evaluó el nivel de preparación de 125 países: los hallazgos revelan que las economías más ricas, incluidas las avanzadas y algunas emergentes, están mejor equipadas para adoptar la IA que los de ingreso bajo.

 

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

En ese sentido, Singapur, Estados Unidos y Dinamarca son las tres naciones que registraron las máximas calificaciones en el índice, gracias a los buenos resultados que obtuvieron en las categorías analizadas.

 

El FMI publicó recientemente un informe sobre el tema, según el cual las máquinas, alimentadas por la rápida evolución de la inteligencia artificial, y la robótica, podrían potencialmente reemplazar gran parte de los trabajos humanos existentes.

 

Una investigación en 26 países y 15 sectores diferentes revela que 85 millones de empleos se podrían recortar en medianas y grandes empresas en 2025 por la nueva distribución de trabajo entre humanos y máquinas.

 

Según la indagatoria, 52 de cada 100 trabajos serán por máquinas, y 48 por humanos, y aunque se crearán nuevos empleos como ha sucedido, no serán suficientes, especialmente a medida que disminuyan los costos de las máquinas inteligentes, y aumenten sus habilidades.

 

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

La Federación Internacional de Robótica (IFR) predice que el crecimiento de los autómatas industriales aumentará anualmente en un promedio de 14 por ciento, aunque no todos los trabajos tienen el mismo nivel de riesgo.

 

52

de cada 100 trabajos serán por máquinas, y

48

por humanos, y aunque se

crearán nuevos empleos,

serán insuficientes

 

Ocupaciones

Los trabajos de servicio al cliente, contadores, recepcionistas, editores y minoristas son los grupos aparentemente más vulnerable, mientras que los maestros, gerentes, políticos, cleros, sicólogos y psiquiatras, cirujanos, artistas y escritores son los grupos profesionales con menos riesgo.

 

Hay muchos que apoyan esa opinión, y hay quienes piensan lo contrario: la empresa de ciencia de datos SAS (en inglés, Statistical Analysis Systems), asegura que “así como las computadoras, no pudieron reemplazar al ser humano… la inteligencia artificial y los robots tampoco podrán hacerlo”.

 

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

Martin Ford, experto en IA y autor del libro Rule of the Robots: How Artificial Intelligence Will Transform Everything (El gobierno de los robots: cómo la inteligencia artificial lo transformará todo), dice que hay tres categorías laborales que, por el momento, “estarán relativamente aisladas”: la creativa, relaciones interpersonales y entornos impredecibles.

 

La primera es la creativa que “realmente está generando nuevas ideas (…) en la ciencia, la medicina y el derecho… personas cuyo trabajo consiste en idear una nueva estrategia legal o de negocios. Creo que allí va a seguir habiendo un lugar para el ser humano”, asegura.

 

La segunda, puestos de relaciones interpersonales y “en los que se necesita un conocimiento muy profundo de las personas”: enfermeros, consultores empresariales o periodistas de investigación. Ford considera que “pasará mucho tiempo antes de que la IA tenga la capacidad de interactuar de la manera que se construyen relaciones”.

 

La tercera “a salvo” son puestos “de mucha movilidad, destreza y capacidad para resolver problemas en entornos impredecibles”: electricistas, plomeros o soldadores… trabajos en los que se enfrentan situaciones nuevas y que, por tanto, “sean los más difíciles de automatizar”.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

Te puede interesar

Advertisement