Síguenos

¿Qué estás buscando?

25 mayo, 2024

Trendy

El polen, un súper alimento

El polen representa una multitud de corpúsculos contenidos en los sacos polínicos de la antera de la flor, que constituyen los elementos fecundantes masculinos de dicha flor.

Es recogido por las abejas, que lo agrupan y transportan en las patas posteriores y lo utilizan como uno de los principales alimentos junto con la miel.

Es un complemento alimenticio totalmente compatible con cualquier otro tipo de terapia.
Está compuesto por un 35 por ciento de carbohidratos, cinco por ciento de lípidos, 20 por ciento de prótidos, con un valor calórico de 270 kcal/ 100gr.

Contiene aminoácidos como alanina, arginina, cistina, glicina, histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, prolina, serina, treonina, triptofano, tirosina, valina, ácido glutamico, ácido aspártico, además de vitaminas del complejo B, inositol, biotina, ácido fólico, ácido ascórbico, vitaminas D, E y Betacaroteno.

Minerales como calcio, magnesio, manganeso, fósforo, azufre, silicio, potasio, hierro, cobre, cloro; enzimas como amilana, invertasa, fosfatasa, súper óxido dismutasa (SOD) una de las más potentes con acción antioxidante; bioflavonoides, sustancias aceleradoras del crecimiento y sustancias antibióticas sobre todo frente a colibacilos, proteus y salmonellas.

Como podemos observar es una sustancia con una composición muy compleja; su riqueza en nutrientes la convierte en un súper alimento y está al alcance de nuestras manos de forma natural y accesible económicamente, no así muchas de las vitaminas sintéticas que se encuentran en los supermercados, tiendas de suplementos o que se anuncian en la televisión a precios exorbitantes.

El número de indicaciones es muy amplia. Daremos algunas sugerencias: una a dos cucharaditas cafeteras en jugos, licuados o ensaladas.

– Para la deficiencia de vitaminas, minerales y aminoácidos.
– Para aumentar el rendimiento físico e intelectual.
– Como preventivo para reforzar el terreno biológico en lo que se refiere sobre todo a las enfermedades de origen infeccioso.
– En personas delgadas y sin apetito. En anémicos para aumentar la vitalidad en general.
– Evitar el envejecimiento prematuro.
– Fragilidad capilar, arteriosclerosis.
– Como regulador de la función intestinal, así como en infecciones intestinales crónicas.
– Astenia sexual.
– Estados depresivos, falta de memoria.
– Caída de cabello
– Para mejorar y acelerar la cicatrización de heridas

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

Te puede interesar

Advertisement