Síguenos

¿Qué estás buscando?

18 julio, 2024

Clima

Subestiman cuánto más se calentará el planeta

Los científicos han descubierto que el calentamiento global no solo es cuánto calor queda en la superficie, sino cómo y dónde se distribuye

REDACCIÓN / GRUPO CANTÓN

CANCÚN.- El nivel de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera terrestre no solo es el más elevado de los últimos 800 mil años, como se creía, sino posiblemente de los últimos 2.1 millones de años, conclusión que supone un salto radical en la estimación, y que forma parte de un trabajo internacional publicado en la revista Science.

Según los científicos, encabezados por Bärbel Hönisch, geoquímica del Observatorio Terrestre Lamont-Doherty, en la Universidad de Columbia (Nueva York), los niveles de CO2 de hace 2.1 millones de años eran de 280 ppm (partes por millón), mientras que ahora son de 385 ppm; es decir, un 38 por ciento más elevados.

Durante la mayor parte de los últimos 174 años, los seres humanos han llenado tanto el cielo con gases de efecto invernadero como con aerosoles, o partículas diminutas provenientes de chimeneas, tubos de escape y otras fuentes, que son dañinas para los pulmones cuando son inhaladas.

Sin embargo, en la atmósfera reflejan la radiación solar, lo que en parte compensa el efecto del dióxido de carbono al atrapar el calor. No obstante, en décadas recientes los gobiernos han comenzado a reducir esa contaminación en función de la salud pública. Los científicos estiman que eso ya ha acelerado los incrementos de temperatura desde la década de 2000.

Además, en un informe muy debatido en diciembre pasado, el investigador climático James E. Hansen argumentó que los científicos han subestimado mucho cuánto más se calentará el planeta en las décadas próximas si las naciones limpian los aerosoles sin reducir sus emisiones de carbono.

Reto Knutti, físico climático de la universidad suiza Escuela Politécnica Federal (ETH, por su sigla en alemán) de Zúrich, dice que argumentos como los de Hansen han sido difíciles de cuadrar con los patrones en las décadas recientes.

En los últimos años, los científicos también han descubierto que el calentamiento global depende no solo de cuánto calor queda atrapado cerca de la superficie, sino también de cómo y dónde se distribuye en el planeta.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

También ha sido difícil precisar la escala exacta del efecto de los aerosoles porque en parte enfrían el planeta, al hacer que las nubes sean más brillantes y desvíen más radiación solar.

El argumento de Hansen de que habrá un calentamiento más rápido, se apoya en parte en reconstrucciones de cambios climáticos entre las edades de hielo durante los últimos 160 mil años.

Utilizar el pasado lejano de la Tierra para hacer inferencias sobre el clima en los próximos años y décadas, es complicado. Sin embargo, Hönisch asevera que la profunda historia del planeta resalta lo extraordinaria que es la era actual.

Por ejemplo, hace 56 millones de años la convulsión geológica envió dióxido de carbono a la atmósfera en cantidades comparables a las que los humanos agregan hoy, y las temperaturas subieron: los océanos se volvieron ácidos y las especies murieron en masa.

“En ese momento se necesitaron entre tres mil y cinco mil años para llegar a ese punto”, dijo Hönisch, en comparación con la actualidad. En aquel entonces, la Tierra tardó aún más en neutralizar ese exceso de dióxido de carbono: unos 150 mil años.

Te puede interesar