Síguenos

¿Qué estás buscando?

23 mayo, 2022

Salud

Arturo Abreu Marín, quiere tapar el sol con un dedo

El súper-delegado federal de Q. Roo, dijo que las “fiestas” conmemorativas del último cuatrimestre del 2021, provocaron una baja afluencia en los módulos de vacunación, cuando la realidad es otra

PALOMA WONG

GRUPO CANTÓN

CHETUMAL.  Bajo el argumento de que las “fiestas” conmemorativas de septiembre a enero propiciaron una baja en la captación de personas en las jornadas de vacunación contra la Covid-19 en Quintana Roo, Arturo Abreu Marín, súper-delegado federal de Quintana Roo, precisó que por ello que la gente no acudía por estar en las celebraciones, sin embargo, desde la apertura de los módulos de vacunación las filas han sido largas.

Detalló que en las jornadas que se llevaron a cabo en el último cuatrimestre del año escasamente se podría ver en las filas no mayores a 20 personas por cada determinado tiempo, lo cual habló de una “irresponsabilidad” de la población, ya que estos preferían acudir a sus fiestas o reuniones familiares, quedando a la deriva en la protección de su salud. 

“El año pasado tuvimos problemas la gente dejo de acudir, llegaban entre cuatro a 20 personas, estaban casi vacíos los domos, la gente no quería acudir a vacunarse porque quería tomar alcohol desde el 15 de septiembre hasta el día 7 de enero, porque había posadas, 24, 31 de diciembre y 7 de enero”, apuntó. 

Lo anterior, porque una de las recomendaciones para la aplicación de la dosis es no tomar alcohol 72 horas antes y 72 horas después, por lo tanto la gente se rehusaba a aplicarse la dosis. 

Este panorama no solo se reportó en Quintana Roo, sino que también a nivel nacional, donde el interés de la ciudadanía por recibir sus dosis, se ha visto reducido, esto en razón a la baja afluencia documentada en los puntos de vacunación de otras entidades.

Por ello, hizo extenso el llamado a los quintanarroenses a no dejar pasar la oportunidad de aplicarse el refuerzo, en razón a las fechas calendarizadas por las autoridades de salud.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

Abreu Marín dijo que en la entidad, tras las fiestas, se deberá empezar a notar un aumento en la aplicación de la dosis de refuerzo, ya que la población acude obligada por el tema de la variante Ómicron, así como el aumento de enfermedades respiratorias entre ellas la influenza. 

Apuntó que los efectos al contraer Covid-19 una vez vacunados son menos agresivos, por eso insistió en la necesidad de acudir a recibir la tercera dosis, que la Secretaria de Salud para el Bienestar estará enviando paulatinamente a Quintana Roo.

Con respecto a las largas filas que se hacen, consideró que no se puede conocer el número de personas que acuden a inmunizarse en un día, pero sí garantizó que habrá suficientes dosis para ser aplicadas.

Te puede interesar

Advertisement