Ya casi: ¡adiós, Peña!

Peña Nieto aprovechó su último día efectivo todavía al mando (es un decir) de la nación, para despedir y despedirse del Estado Mayor, que ahora se reintegra a las filas de la Secretaría de la Defensa Nacional.

13

En bronce estatuario, con 2.20 metros de altura, Enrique Peña Nieto quedará a disposición no solo de la historia (que desde ahora le adelanta pésimas calificaciones, las peores entre el catálogo de los peores después de la Revolución Mexicana) sino, de manera que podría ser literalmente contundente, de la opinión y acción de los viandantes que ahora podrán recorrer los arbolados caminos de la que a partir de este sábado dejará de ser la residencia oficial del presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Peña Nieto aprovechó su último día efectivo todavía al mando (es un decir) de la nación, para despedir y despedirse del Estado Mayor, que ahora se reintegra a las filas de la Secretaría de la Defensa Nacional. Fue el adiós a Los Pinos. El último acto con las características pretorianas que dominaron el ceremonial presidencial durante décadas. Más tarde, sin tanto boato, inauguró el Centro Médico Naval.

Hoy, Peña Nieto saldrá a Argentina, para participar el viernes en la reunión del G-20, atestiguar la firma del nuevo tratado comercial trumpista y entregar la condecoración de la Orden del Águila Azteca al yerno Jared Kushner. Luego, regresará a México para asistir el sábado al Palacio Legislativo de San Lázaro a la ceremonia de transmisión de poderes (aunque, en los hechos, López Obrador habrá asumido el control oficial del país desde el primer minuto del sábado, así como asumió paulatinamente el control extraoficial del país al segundo día después de las elecciones del pasado julio).

En las premuras de cierre del ciclo peñista, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, presidida por Luis Raúl González Pérez, se atrevió a última hora a dar a conocer su recomendación sobre el caso Iguala-Ayotzinapa. En esencia, señala las diversas facetas de irresponsabilidad, distorsión y encubrimiento en que incurrieron personajes de los tres niveles de gobierno (municipal, estatal y federal), sobre todo en cuanto a la Procuraduría General de la República.

El valor de una postura así queda opacado por el evidente acomodo a las horas finales del peñismo para lanzar, desde la onerosa y, en general, ineficaz instancia oficial de defensa de los derechos humanos, señalamientos que desacreditan totalmente la “verdad histórica” y abundan en lo que instancias independientes ya han señalado respecto al caso.

La recomendación de la citada comisión recibió una respuesta a la altura de las circunstancias cronológicas. Peña Nieto ayer cerró virtualmente su ejercicio como ocupante de la silla presidencial, pero aún así, con solemnidad tragicómica, el todavía secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, dijo que el gobierno federal “acepta” la recomendación, estudia su contenido y verá si con ello se trastoca la tal “verdad histórica”.

La maniobra buscará “limpiar” al peñismo de última hora de la mancha dejada por Jesús Murillo Karam y habilitar al obradorismo para nuevas indagaciones. En su postrimería, Peña Nieto “entraría en razón” e, imbuido de espíritu justiciero, podría declararse “engañado” por el malévolo fabulador Murillo Karam. Y López Obrador, viendo hacia adelante, podría retomar la recomendación de la CNDH y avanzar e indagar, hasta donde le sea posible.

El presidente que está por tomar posesión se fue a Palenque, Chiapas, (donde tiene una finca familiar, La Chingada) en compañía del compositor y cantante cubano Silvio Rodríguez y de Miguel Ángel Revilla, presidente de la comunidad autónoma de Cantabria, cuya capital es Santander, donde está la sede del grupo bancario del mismo nombre (cuya presidenta, Ana Botín, visitó semanas atrás a López Obrador en su casa de la Ciudad de México, durante una visita en la que el tabasqueño ofreció garantías de respeto a la operación bancaria ).

Descansará estos días AMLO en aquellas tierras, dispuesto a cargar energías antes de la toma formal del poder mexicano, luego de un intenso e inusitado ejercicio como presidente electo que le ha llevado a bromear en el sentido de que rendirá protesta y, al mismo tiempo, dará su primer “informe de gobierno”.-

Gran ruido generó la declaración de Paco Ignacio Taibo II en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, luego que uno de los asistentes le preguntó por su destino como director del Fondo de Cultura Económica, propuesto por López Obrador pero entrampado debido a una disposición legal que exige ser mexicano por nacimiento para ocupar ese cargo.