Lo que Dios ha unido, que no lo separe nadie

Una expresión muy repetida y con el mejor de los sentidos, deseos y hasta consigna, es la que se les dice a dos personas que contraen matrimonio por la vía religiosa

27

Una expresión muy repetida y con el mejor de los sentidos, deseos y hasta consigna, es la que se les dice a dos personas que contraen matrimonio por la vía religiosa, “Lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre”, y viene a colación porque la semana pasada sucedió algo que nadie había logrado en nuestro país, unir, al menos en el sentimiento y expresiones, tanto al presidente de México como a los candidatos a ocupar esa posición a partir de diciembre de este mismo año.

En sentido figurado, pero al final de cuentas sucedió, que, con la amenaza del presidente del país vecino, palabras más, palabras menos “He estado hablando con el general y secretario de la defensa, Jim Mattis, haremos cosas militarmente hasta que podamos tener un muro y la seguridad adecuada, vamos a proteger nuestra frontera con los militares. Es un gran paso, nunca lo hemos hecho antes…” y de manera inmediata se dieron las expresiones, más allá de protagonismo, pareció en realidad un tema de patriotismo y de nación.

Un país unido jamás será vencido, pero no un nido de víboras, unido de UNIÓN y las reacciones y comentarios no se dejaron esperar, las interpretaciones en todos los sentidos; sin embargo, lo que vale la pena rescatar es que cuando se amenaza a México y por consecuencia a los mexicanos, hay reacciones, y aquí es donde aplica la frase, un poco adaptada, “Lo que Dios ha unido que no lo separe nadie” y no porque el presidente que amenaza sea un Dios, aunque a veces así actúa o tal vez se la cree, sino porque nadie antes había logrado tal hazaña.

La reflexión sería que, no hay que esperar a que alguien externo o extraño nos lastime con sus amenazas para unirnos y reacciones en consecuencia, hay que sembrar paz y unión todos los días como ciudadanos, como mexicanos, como parte de una sociedad que en esencia somos parte de un todo extraordinario y especial que se llama México y que hacemos honor al contenido de nuestro himno nacional donde dice: “…más si osare un extraño enemigo, profanar con su planta tu suelo, piensa oh patria querida que el cielo, un soldado en cada hijo te dio…”