Playas, histeria y coronavirus

En el reciente puente que para algunos empezó desde el viernes pasado con sus hijos, el estado dio un giro de 360 grados, el anuncio del primer caso positivo de Coronavirus

62

En el reciente puente que para algunos empezó desde el viernes pasado con sus hijos, el estado dio un giro de 360 grados, el anuncio del primer caso positivo de Coronavirus (importado por cierto) y de ahí se sumaron el pasado lunes tres casos más, sin embargo, desde el primer día que se dio a conocer esa noticia, comenzó la histeria.

La gente ya no atendía de manera correcta las medidas de prevención, las personas entendían que ya había que dejar de llevar a los chicos a la escuelas, no pasaron ni dos horas y ya habían cartas de escuelas particulares desde nivel básico a universitario en el que informaban llevar de manera voluntaria a los hijos a los planteles y otras de plano ya cerraban hasta el 20 de abril.

Toda esta problemática pesó más entonces para los padres que llevan a sus hijos a escuelas públicas. La Secretaría de Educación de Quintana Roo a pesar que la dependencia federal comunicaba que a partir del 20 de marzo, los salones de clases estarían cerrados por un mes, acá se insistía que era hasta el 23 hasta que fue tanto la presión social que se tuvieron que alinear.

Y encima ponerse las pilas por la lluvia de dudas y preocupaciones de papás y tutores respecto a la pandemia y las medidas que iban a tomar los colegios y rápido colocaron cercos sanitarios en las entradas de las escuelas, las medidas sanitarias, gel de alcohol y demás.

Desde finales de enero de este año que comenzó el virus a proliferarse desde Wuham, en repetidas ocasiones se ha comunicado como prevenir, ahora por una simple tos de alergia o asma regresan a los estudiantes, sin preguntar si ha viajado recientemente con sus padres al extranjero, si se han movido a otros estados o municipios porque aún no estamos en fase dos, bien se ha dicho que los cuatro casos  detectados en el estado están con aislamiento en sus casas, pero repito es la histeria colectiva que va in crescendo. Los supermercados las filas de hora y media en las cajas, el cloro, papel sanitario, vitamina c, huevo, todos escasea.

Para algunos es bueno adelantarse ante lo “malo” que pueda llegar, pero hay algo incongruente porque retomando el recientemente puente que pasó la gente estaba en las playas del Caribe mexicano disfrutando de un día de mar cualquiera a las puertas de la primavera. Atestado cual si no fuera un problema que el virus se esparce con mayor facilidad en las multitudes, entonces si recuerdan que estamos en fase 1.

Por otra parte dicen que el turismo nacional nos hará fuerte en la Semana Santa, tras los cientos de cancelaciones realizadas en los hoteles y vuelos al destino por el Covid-19. Conciencia  o inconciencia? Sensatez o insensatez? Pero saque usted sus propias conclusiones, punto y final.