Abogados, cirujanos o reporteros

Los psicópatas pueden desarrollarse en la sociedad normalmente

147

POR: ALEJANDRO PALOMEC

En Quintana Roo, como cualquiera otra parte del mundo, cuenta con todo tipo de personas y personalidades. En especial Cancún, que es una ciudad joven y de renombre mundial que creció de manera explosiva. Al tener un desarrollo acelerado empezó a tener problemas que solo aparecen en las grandes metrópolis.

Nuestra localidad no se salva de tener uno o más de estos personajes, y tal vez te preguntarás ¿de quienes estará hablando? Nos estamos refiriendo a los psicópatas, y Cancún no se salva de tener unos cuantos.

Tal vez has escuchado esa palabra y posiblemente te has preguntado ¿Esos son los asesinos de sangre fría, no? En realidad, los psicópatas son personas que pueden desarrollarse en la sociedad “normalmente”, no todos terminan haciendo un baño de sangre.

Aun no se sabe con exactitud como se hacen estás personas, algunos creen que está en su genética y que crecieron en un ambiente de maltrato y/o abuso. Pero si sabes de alguien que desde pequeño maltrataba animales, es muy posible que ese “alguien” sea un psicópata.

Ellos tienen las siguientes características: son pacientes, muy calculadores, hasta se podría decir que son de mente fría, siempre piensan en si mismos, creen que tienen la razón y tratan a los demás con desprecio, sienten poca empatía y son poco sensibles (algunos llegan a pensar que no tienen sentimientos), tienen un encanto superficial que los ayuda a poder conseguir lo que quieren, tienden a culpar a los demás por sus propios fracasos y defectos.

Son extremadamente manipuladores, así como pueden usar sus encantos también pueden usar otras cosas; imagínate a alguien que pueda controlar emociones intensas a voluntad; por ejemplo, que empiece a llorar profundamente y de manera instantánea pueda secarse las lágrimas sin ningún problema.

Hay que aclarar que este tipo de personas llegan a tener trabajos normales, pero podemos encontrarlos en mayor cantidad como abogados, políticos, presentadores de televisión o radio, directores ejecutivos, cirujanos, policías, reporteros y chefs.

No todos los psicópatas presentan estás características tan marcadas y no son como los pintan en las películas, pero definitivamente viven entre nosotros.