Nivel medio superior, sin espacios

Alumnos de secundaria se preparan para presentar el examen de ingreso a preparatoria, donde muchos se quedarán sin cupo

18
QUINTANA ROO.-Ante la advertencia de la Secretaría de Educación de Quintana (SEQ), que alrededor del 3 mil jóvenes de nuevo ingreso no tendrán espacio en el Sistema Escolarizado en el próximo ciclo escolar en los planteles de los Subsistemas de nivel medio superior, como el Colegio de Bachilleres (Cobach), Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos (Cecyte), Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep), Dirección General de Educación Tecnológica Industrial (DGTI) y Centro de Estudios Tecnológicos del Mar (Cetmar), los padres de familia toman sus previsiones.
La demanda de espacios para el ingreso a bachillerato aumenta año con año por diversos factores, particularmente en los municipios de Benito Juárez, Solidaridad y ahora Tulum, por el crecimiento de la población de forma exponencial, el rezago educativo y estudiantes extemporáneos.
El nivel de competencia se eleva entre los adolescentes para obtener un lugar y quedarse en sus primeras tres opciones, debido a que se asigna el plantel de acuerdo con su desempeño en el examen de admisión.
Cuando el número de jóvenes sin asignación a un plantel era menor en años anteriores, los padres de familia confiaban en el buen desempeño de sus hijos en el examen; sin embargo, conforme fue aumentando la demanda y la competencia académica, ahora muchos prefieren enviar a sus hijos a los cursos de preparación para acreditar la prueba, que ofrecen diversas instituciones especializadas, aunque ello implique un gasto adicional.
El objetivo de los tutores es que sus hijos cuenten con las herramientas necesarias para un buen desempeño en la prueba y así lograr quedarse en el plantel y subsistema de su preferencia, pues hay que recordar que en el caso de Benito Juárez, los jóvenes tienen hasta 10 opciones a elegir, lo que deja fuera el tema de la orientación vocacional, toda vez que los de menor puntuación son canalizados a su última opción y muchos al no quedar convencidos, abandonan la escuela en los primeros meses, según los registros de las escuelas, como ocurrió en el primer semestre del curso.
El pasado 5 de marzo inició el proceso de registro para la asignación de espacios en el nivel medio superior, que finaliza el 16 de mayo, en tanto las instituciones del sector privado especializadas en los cursos de preparación para el examen, trabajan con los adolescentes en temas prioritarios como matemáticas y español, donde se ha detectado mayor rezago y deficiencias en el aprendizaje, según los resultados de las diversas pruebas que se aplica a los jóvenes a nivel nacional e internacional, aunque también se atienden otras materias.
La inversión promedio de los padres de familia es entre 2 mil 500 a 3 mil 500 pesos o más, por tres meses, con tal de que sus hijos se regularicen en las materias fundamentales y adquirir las herramientas para tener un buen desempeño en la prueba que se aplicará el próximo 16 de junio, y con ello los tutores también se sienten tranquilos.
Aunque hay que subrayar que el año pasado hubo chicos que asistieron a cursos de preparación, no consiguieron un lugar en ninguna escuela de los subsistemas, es decir, se quedaron “sin asignación”, algunos optaron por las instituciones del sector privado con un porcentaje de beca en las colegiaturas y otros se sumaron al rezago educativo, y volverán a intentarlo en esta ocasión, al igual que los que abandonaron sus estudios porque no les gustó el plantel que se les fue asignado, en su momento.
La SEQ subraya que el subsistema con mayor demanda es la DGETI, con el Centro de Bachillerato Tecnológico,  Industrial y de Servicios (Cbtis) 111, “Leona Vicario”, ya que recibe más de dos mil solicitudes de los aspirantes, pero el cupo disponible para nuevo ingreso es de apenas de 900 alumnos, en promedio.
El Colegio de Bachilleres, también es de los más solicitados, especialmente el plantel 1 y 2 de Cancún, para el próximo ciclo escolar el subsistema podrá ofertar más de 2 mil 400 espacios en los cuatro planteles, le sigue el Conalep con sus tres planteles, el Cecyte 1 y 2 y el Cetmar.
La oferta es insuficiente para cubrir la demanda, debido a que egresa un número importante de jóvenes de la secundaria, en Benito Juárez, aunado a los que están en rezago educativo y que buscarán un espacio de nueva cuenta y los que lleguen de otros estados de última hora.
El subsecretario de Educación en la zona norte, Carlos Gorocica Moreno, informó que ante esta situación, la autoridad educativa busca alternativas para lograr que un mayor número de jóvenes ingresen al sistema escolarizado, al ser el de mayor confianza para los padres de familia, que no están convencidos con la modalidad de Prepa Abierta y Prepa en Línea, pues consideran que sus hijos no estudian de esa manera.
El funcionario estatal explicó que en el caso de los jóvenes que se queden sin espacio en los subsistemas; la oferta será únicamente: las becas que ofrecerán las escuelas particulares con descuentos en las colegiaturas, Prepa en Línea y Prepa Abierta de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y la que ofrecen otras instituciones como el Tecnológico de Monterrey, que trabajará de forma coordinada con la entidad en ese tema.
Otra de las alternativas que se puso en marcha el año pasado y que tuvo gran aceptación es la Prepa Abierta del Colegio de Bachilleres, que tiene alrededor de mil alumnos en su matrícula actualmente, al ser semipresencial, además permite a los jóvenes concluir su educación media superior en dos años y medio, una vez que cumplen con todos los módulos.
De igual forma los jóvenes, se podrán inscribir en las actividades paraescolares que ofrecen los planteles donde opera la Prepa Abierta, ya sea deportiva, cultural o artística para un mayor sentido de pertenencia y formación integral.
Reiteró que los espacios se asignarán de acuerdo con el desempeño de los jóvenes en el examen de admisión, los de mayor puntaje se quedarán en su primera opción y los rangos se van distribuyendo para las siguientes opciones, y los que se queden sin asignación, se abrirá un nuevo proceso en el mes de agosto para reasignar los espacios que puedan dejar vacantes los adolescentes, que no acepten el plantel que les designen.
Puntualizó que desde ahora estarán trabajando con los padres de familia para sensibilizarlos en cuanto a la oferta educativa de nivel medio y evitar confusiones, ya que el objetivo es que los jóvenes tengan alternativas para seguir con su formación académica, al ser obligatorio la preparatoria, y que garantizan la atención de la demanda con las diversas modalidades educativas, y se evitará el caos que prevalece año con año cuando se da a conocer los resultados del examen, que en esta ocasión será el 16 de julio.        (Angélica Pool/UNISYMÁS)