La clave del fracaso

Las cinco claves del éxito, las siete o diez, hasta más claves del éxito podrían ser títulos de libros o conferencias que suenen familiar o común encontrar en las librerías o búsquedas virtuales

26

·Claves del éxito. Las cinco claves del éxito, las siete o diez, hasta más claves del éxito podrían ser títulos de libros o conferencias que suenen familiar o común encontrar en las librerías o búsquedas virtuales; Tal vez hasta algo aspiracional que se podría desear, “una receta para lograr el éxito”. Y después de escuchar varias ponencias y leer varios libros, se encuentra que hay diversos puntos de vista al respecto y en algunos aspectos se podría coincidir, pero al final de cuentas habrá variantes dependiendo de las experiencias o investigaciones de cada autor.

Caso contrario a la explicación anterior, sucede con el tema del fracaso, para el cual la mayoría coincide en que sí hay una constante, casi podría llamársele una clave: la clave del fracaso. Y esa se refiere a la búsqueda permanente de quedar bien con todas y todos; de evitar la crítica o exponerse al desacuerdo de unos u otros, y seguramente cuando es tan débil el plan o proyecto, que tendrá siempre mayor peso el qué dirán que el alcance de la meta u objetivo.

En la vida, ha habido, hay y habrá siempre dos perfiles de personas, los actores y los otros, llamados espectadores. Los primeros toman acción y por supuesto que, al tomar la batuta o el timón de proyectos, siempre tendrán una gran responsabilidad, tendrán críticas; las cuales algunas veces serán con una intención de ayudar y muchas otras no, algunas veces serán directamente y muchas otras por la espalda. Pero podría decirse que ese es el precio de luchar por lograr tus metas y objetivos, de tener convicciones, ideales y proyectos que alcanzar y por los cuales luchar. Hay un dicho coloquial que dice así: “El que no quiera ver visiones que no ande de noche o se quede en su casa”.

Y en efecto, todo aquel que no esté dispuesto a recibir observaciones, criticas, a ser juzgado e incluso a que injustamente le levanten falsos testimonios, debería pensar dos veces al momento de aspirar a ser un agente de cambio, de abanderar un proyecto social, empresarial, político, cultural, tecnológico, ecológico turístico o de cualquier otra índole, porque siempre habrá algunos que opinen en sentidos contrarios. Hace unos días, JAAN, un joven de 13 años, presentó un discurso en el club Toastmasters Cancún relacionado al éxito y dijo una expresión que refuerza este tema y es la siguiente: “Aquel que se detiene a tirarle piedras a los perros que le ladran, deja de avanzar hacia el logro de sus metas”, así que seguir adelante a pesar de las criticas u opiniones encontradas, podría ser la base para lograr el éxito. Uno de los músicos más insigne de la historia de Finlandia fue, Johan Sibelius (1865-1957), se le recuerda por una acertada frase: “No prestes atención a lo que dicen las críticas. Nunca se ha erigido un monumento en honor a un crítico”.