REDACCIÓN
GRUPO CANTÓN

CANCÚN.- En la Unidad de Delitos Diversos en Cancún, hay ocho trabajadores infectados con el virus obligados a ir a laborar bajo esas condiciones. Sufren amenazas para que no digan la situación, incluso grupos vulnerables como hipertensos y diabéticos contagiados.

Hace unos días, Óscar Montes de Oca, Fiscal General del Estado (FGE) de Quintana Roo, reconoció que la tercera parte del personal de la dependencia se contagió de Covid-19.

Derivado de la problemática se han complicado los procesos atención al público porque, además de los contagiados, el personal que pertenece a los grupos de alto riesgo se mantiene en sus casas.

Aunque con demoras por la falta de personal, el funcionario señaló que no se dejará de generar los servicios de primera necesidad.

Por este motivo se promueve aún más la cultura de la denuncia, pero desde la vivienda mediante una línea directa o por Internet.

La persona que atiende el caso, hace una valoración, si se detecta de quien denuncian está en riesgo, de inmediato se envían elementos policiacos para aplicar medidas intermedias de protección a la víctima.