Refuerzan seguridad en planteles

Directores y rectores de diferentes instituciones piden mayor vigilancia, especialmente durante la entrada y salida de clases, ya que no quieren más víctimas

10

CANCÚN, QROO.- La comunidad académica exige mayor compromiso de las autoridades para combatir la inseguridad que ha trastocado al estado de Quintana Roo, cada vez se suman más voces para pedir un alto a la violencia, sobre todo después del secuestro de una alumna en el paradero de la Universidad La Salle, que cimbró a la sociedad, si bien fue rescatada con bien después de varios días, este tipo de hechos no se pueden repetir.

Los padres de familia también se suman a la exigencia, toda vez que con lo ocurrido ahora sienten mayor temor cuando sus hijos están fuera de casa, ya que en cualquier momento pueden ser víctimas de la delincuencia, ya sea por robo o asalto, privación de la libertad o incluso por una bala perdida, al considerar que no existe ningún lugar seguro actualmente.

Ahora antes de darles permiso para salir con sus amigos a la plaza o al cine, solicitan más información a sus hijos para tener contacto con ellos con mayor frecuencia, y los tutores que eran más permisibles hoy en día están más atentos.

La Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito de Benito Juárez, reconoció que los directores y rectores de instituciones de educación superior públicos y privados han tenido un acercamiento para solicitar mayor vigilancia en las áreas escolares, particularmente durante la hora de entrada y salida.

El encargado de despacho de la dependencia municipal, Jesús Pérez Abarca, informó que existe un programa en beneficio de la comunidad denominado “mecanismo de autoprotección”, orientado al ciudadano para que pueda reconocer una conducta irregular en su entorno de vivienda, trabajo, escuela y vía pública, con tal de que pueda llamar de inmediato al número de emergencia 911.

Detalló que ante la petición de las autoridades educativas, se estará reforzando la vigilancia en los entornos escolares en los tiempos clave y se estará llevando cursos y talleres informativos a los estudiantes, mediante mecanismos y estrategias que tengan mayor impacto.

Dijo que es una realidad que después del secuestro de la menor, se incrementó el trabajo con las universidades, llevando más actividades para fomentar la autoprotección de los jóvenes y que estarán en constante comunicación y atendiendo las peticiones de las autoridades educativas, al ser entendible la inquietud y el temor que persiste en este momento.

De hecho este martes iniciaron con los trabajos en la Universidad La Salle Cancún con una plática con los estudiantes de licenciatura y colaboradores, sobre Medidas de Seguridad y Programa de Conductor Inteligente, y esperan replicarlo con los alumnos de preparatoria y padres de familia, próximamente.

Puntualizó que están sumando en las acciones a las empresas de seguridad privada para que los agentes de vigilancia que se encuentran en los accesos de los planteles educativos, aprendan a reconocer las conductas irregulares y dar parte de forma oportuna a las autoridades, e inhibir los delitos.

En tanto los directivos de las instituciones de educación media superior y superior, han reforzado la seguridad mediante filtros para impedir que personas ajenas a los planteles ingresen o incluso permanezcan cerca de la entrada, por ello solicitan la comprensión de los visitantes que tienen que llevar un proceso riguroso para accesar, pero que la ola de inseguridad que predomina en la ciudad los ha llevado a aplicar diferentes medidas extremas.

En el caso de la Universidad del Caribe, al ubicarse en una zona de alto riesgo se han registrado delitos de alto impacto en los alrededores, por ello desde hace ya un tiempo la institución redobló las medidas de seguridad, los estudiantes tienen que presentar su credencial para accesar, lo mismo que los docentes, mientras que las personas que por alguna razón acuden a la institución hacen un registro y dejan una identificación con el guardia de seguridad.

La directora del Instituto Tecnológico de Cancún, Xóchitl Carmona Bareño, informó que la comunicación y coordinación con las autoridades de seguridad es fundamental, así como establecer los protocolos de acción en caso de una situación de emergencia que ponga en peligro algún integrante de la comunidad estudiantil.

Afirmó que en la institución hay estrictas medidas de seguridad, por lo que han aplicado nuevos mecanismos como los torniquetes, la solicitud de una identificación oficial a toda persona que ingresa al plantel, el cual tiene varios filtros en la entrada y salida, los visitantes tienen que especificar a qué área acuden y que trámite van a realizar, así como también el registro, por mencionar algunos.

Si bien para muchos puede ser algo muy tedioso, la realidad es que las circunstancias están obligando aplicar mayor control en las instituciones educativas en donde hay cientos de adolescentes y jóvenes.

 

Por Angélica Pool

GRUPO CANTÓN