CRISTINA ESCUDERO
GRUPO CANTÓN

CANCÚN.- Luego de que el pasado martes 4 de agosto falleciera una empelada del Desarrollo Integral de la Familia (DIF) estatal, de nombre Kendy Loeza Pérez y que sus familiares interpusieran una denuncia ante la Comisión de Derechos Humanos de Quintana Roo (Cdheqroo), porque la obligaron a trabajar estando enferma, éste organismo inició una queja de oficio por el ejercicio indebido de la función pública en contra de quien o quienes resulten responsables.

Con el número de expediente VG/OPB/249/08/2020, la Primera Visitaduría General dio a conocer que hace unos días inició las investigaciones correspondientes en torno a este lamentable caso que ha dañado a la familia Loeza.

La primera que está siendo investigada es María Elba Carranza Aguirre, quien es la que dirige el DIF Quintana Roo y quien habría obligado a trabajar a Kendy Loeza cuando se encontraba delicada de salud.

El titular de la Cdheqroo, Marco Antonio Toh Euán se ha pronunciado en varias ocasiones en torno a este tipo de casos, en los cuales no hay cabida a la impunidad ni se encubrirá a quienes hayan violado los derechos humanos y aunque la extinta empleada ya no está para defenderse, la familia Cáceres Loeza quienes están haciendo todo lo posible para que sean castigados los responsables de la muerte de Kendy y sobre todo para que quede un antecedente de lo que está sucediendo al interior del DIF estatal.