Televisa cancela contrato exclusivo a productores de antaño y creadores de sus grandes éxitos

78

Ciudad de México.– A finales de agosto se dio a conocer la noticia sobre el despido de dos productores y hermanos de Televisa, se trataba de MaPat López de Zatarain y, su hermano, Marco Vinicio López de Zatarain.

A través de redes sociales, actores que habían trabajado con ambos lamentaron la notica sobre que la empresa no les renovó el contrato exclusivo a MaPat López –quien se ha encargado de la producción de programas como “María Belén” (2001), “La sombra del pasado” (1996), Al derecho y al derbez (1993), entre otras – así como de Marco Vinicio, que trabajó al lado de su hermana.

Sin embargo, estos nombres son parte de una lista más amplia de trabajadores despedidos por parte de la empresa de Chapultepec, la cual ha decidido ya no renovar exclusividad a productores de antaño que le dieron gran éxitos en la época de los 80, 90 y principios de los 2000.

Televisa también le dijo adiós a Carlos Moreno Laguillo, otro productor de telenovelas que laboraba en la empresa desde 1993 y que ha estado a cargo de productos como el melodrama “Nunca te olvidaré” (1999).

La actriz Leticia Calderón escribió un mensaje para el productor el pasado 3 de septiembre. Ahí le dio las gracias por haber creído en ella como actriz.

“Hoy comienza una nueva etapa para mi querido productor y amigo Carlos Moreno Laguillo, productor que creyó en mi como actriz, pero sobre todo me entendió como mamá. Siempre agradecida contigo, con tú bella familia y con tú maravilloso equipo“, escribió. Después el tuit fue eliminado.

De acuerdo con medios nacionales, otros de los productores que saldrán del catálogo de exclusividades de Televisa son: Ignacio Sada Madero  “La Intrusa” (2001); Salvador Mejía –uno de los productores más emblemáticos de la empresa y que lideró las exitosas producciones como “Esmeralda” (1997) y “La usurpadora” (1998)–, al igual que su esposa Nathalie Lartilleux, encargada de “Cuidado con el ángel” (2008).

La periodista de espectáculos, Ana María Alvarado, dio a conocer que Rosy Ocampo –quien  fue la vicepresidenta corporativa de contenidos de Televisa y productora ejecutiva de telenovelas como “La fea más bella” (2006), “Amigos por siempre” (2000), por mencionar algunas– también dice adiós a la empresa en la estuvo laborando por más de 30 años.

El productor Luis de Llano, director creativo desde los años 70 y que en 1992 fue vicepresidente de programación musical de Televisa, también podría estar fuera la empresa.

Televisa y  TV Azateca en declive 

La televisión tradicional en México, y las empresas que la controlan, han padecido en los últimos cinco años sus peores resultados tanto en ventas como en audiencia, ante la aparición de nuevas plataformas digitales que ofrecen no sólo un contenidos innovador, sino que le dan al usuario alternativas para organizar sus propios horarios de consumo e incluso interactuar con ellos para mejorar o resolverles problemas en el servicios, coinciden especiales en telecomunicaciones y académicos que estudian el fenómeno de comunicación de masas.

Las grandes televisoras que lideran en México, Televisa y TV Azteca, ahora son muy distintas a lo que fueron hace seis años. Los factores son muchos.

Año con año y trimestre con trimestre, los cambios realizado por ambas compañías de televisión mexicanas no dieron los frutos esperados.

En el segundo trimestre de 2015, cuando Televisa y Tv Azteca concentraban el 96.5 por ciento del mercado de la televisión abierta en México, comenzó su debacle con la caída en las ventas de publicidad por contenidos poco atractivos para la audiencia.

El reto fue entonces llegar a la población que tiene la capacidad adquisitiva para pagar por información y contenidos, y no depender de la programación lineal, aquella que tiene comerciales y horarios definidos.

De manera paralela, el mayor agente de ese mercado, que es Netflix, reportó un crecimiento general de 157 por ciento.

En México, cada reporte trimestral de Televisa y Tv Azteca enviado a la BMV mostraba los mismos números y además las mismas causas: bajas en televisión abierta, también en ingresos de los segmentos de Cable por la TV en streaming.

Televisa realizó diferentes planes estratégicos para recuperar su rating: sacaron a sus presentadores de noticias clásicos, como Joaquín López Dóriga, Lolita Ayala y Víctor Trujillo, y programas como el de “En Familia con Chabelo”; renovó en el último año –y en varias ocasiones– su barra nocturna, en un afán muy claro de integrar a la audiencia de jóvenes, pero no le alcanzó para recuperarse, ya que en los demás sectores y, particularmente, en uno los más importantes, el de la televisión restringida, registró una caída de 1.1 por ciento o de 5 mil 445.2 millones en comparación con los 5 mil 505.8 millones reportados en el tercer trimestre de 2016.

Los indicadores financieros más recientes de Televisión Azteca muestran que al arrancar 2018 registró una caída de 57.1 por ciento en la utilidad neta, al descender a 173 millones 604 mil pesos, cuando la utilidad que reportó un año antes fue de 404 millones 207 mil pesos.

Con base en los estados financieros son notables los altibajos, pero hubo algo que se mantuvo constante y esos fueron sus ingresos por publicidad oficial.

Fuente/sinembargo