Se cayó el sistema ¡pero de sus cerebros!

31

Qué onda mis pepinos ¿cómo están? Ay yo tipo shokeada de lo molesto que es el proceso de tener que ir a un banco; ay si, y es que aunque existe una cosa llamada domiciliación, con la que se supone que ya no tienes que ir al banco; acuérdense que en los bancos mexicanos siempre te salen con la gatadita de que se les cayó el sistema y entonces no te queda más remedio que irte a formar junto con toda la perradita ¿hello? Y luego, por si no fuera suficiente molestia, resulta que de 10 cajas que hay, solo 2 funcionan; y a eso agréguenle que ninguno de los pepinos que están formados traen sus documentos listos; si no que se esperan hasta llegar a la caja para buscarlos ¿no adoran? Después de que tuvieron todo el tiempo del mundo, a no, ellos se esperan hasta que les toque su turno para sacar todo ¡ternuritas! Pero ¿saben qué es lo peor de todo pepinos? Que nadie dice nada, ni se queja.

Parece que todos están felices como zombis haciendo fila ¿hello kitty? Bueno y si te toca la mala suerte como a mi el otro día; de que el que pase antes de ti, sea uno de éstos mensajeros que mandan las compañías a hacer un chorro de pagos y operaciones, ya te fregaste, por que se tardan ¡horas! Y eso no es lo peor, si no que como van cada mes; pues conocen a todos los pepinos del banco; entonces llegan y saludan a todos, para que todos los que estemos ahí formados digamos: “uy los conoce ¡wow!”, pero lo peor es que después de que la ternurita ya terminó de hacer todos sus trámites, en vez de que se vaya pronto, ah no, el pepino todavía agarra y chulea a la que esté de cajera y se despide de cada de uno de los que trabajan en el banco; y todavía les dice: “nos vemos la próxima quincena”, así que ese día yo ya no aguanté mas y se me salió decirle en voz alta: “ay luego se despide ¿sí?”, y en eso el pepino volteó y me hizo una cara de ¿qué te pasa?, y ya le dije: “ay si señor, está viendo como está de lleno el banco y todavía se despide y les da la bendición a todos; o sea, tenga tantita conciencia del tiempo de los demás, además ya entendimos que los conoce, es usted súuuper importante”, y ya se fue muy enojado el pepino ¿no adoran? Pero todos los que estaban en el banco me aplaudieron ¡obvio güey!.

Bueno y ya para terminar y hablando de gente que se comporta de forma extraña ¿qué tal el pepino de Paco Zea? Tan seriecito que se veía cuando daba las noticias en el Canal Once y nada más lo pasaron a Grupo Imagen y anduvo con Sherlyn y el pepino se deschavetó, y es que resulta que ahora ya se alburea a sus compañeros a medio programa y se pone unos pantalones que parecen mallas de lo embarrados que están, para que se le vea el paquete o yo no sé, mejor que se compre un suspensorio ¿hello kitty? ndolos ´sper cada mes a hacer onto y les de pena con todos entonces llegan y saludan a todos no que como van cada mes a hacer.