Inconsistencias de AMLO

Se acerca ya el cambio en el poder ejecutivo del país, a dos semanas de la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador, continúan dándose algunas inconsistencias de quien será el que mueva los hilos de nuestra nación.

37

Se acerca ya el cambio en el poder ejecutivo del país, a dos semanas de la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador, continúan dándose algunas inconsistencias de quien será el que mueva los hilos de nuestra nación, o ya los mueve desde hace más de 4 meses.

Luego de haber derrumbado el sueño de varios empresarios y políticos que ya se relamían los bigotes por las millonarias ganancias que representaba el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, que sería en Texcoco, ahora toca el turno para el proyecto del Tren Maya, en donde el próximo 24 y 25 de noviembre se aplicará una consulta ciudadana sin embargo la edificación en su primera etapa está programada para el 17 de diciembre en Palenque Chiapas, donde se contara con la presencia del ya entonces presidente de la República Andrés Manuel López Obrador y los cinco gobernadores de las entidades por donde pasará el tren, entre quienes esta nuestro mandatario Carlos Joaquín González, es decir va porque va.

No estoy en contra del proyecto, lo que resulta insultante es que se trate de engañar a la gente, de hablar de una consulta ciudadana cuando ya la decisión está tomada y se tiene incluso prácticamente todo para iniciar lo que pretende ser la mega obra del sureste en el sexenio de López Obrador, a menos que en la consulta posiblemente nos pregunten ¿qué día de la semana nos gustaría que comenzaran los trabajos?, ¿en la mañana o en la noche? o ¿de qué color nos gustaría fuera el tren?, en fin, un gasto superfluo e innecesario sobre todo cuando el mismo AMLO ha expresado la importancia del “ahorro” dentro de su gobierno.

El proyecto insisto no me desagrada, al contrario hay expectativas importantes para detonar el desarrollo económico en el sureste del país, región olvidada en las últimas décadas por el gobierno federal, el Tren Maya está acaparando el interés de inversionistas canadienses y chinos en participar en la licitación del proyecto ferroviario.

En un par de semanas entonces le decía a usted amigo lector , Andrés Manuel López Obrador ocupará constitucionalmente hablando la presidencia de México, su desligue por el partido que le pertenece , fundó y lo llevó a la presidencia , deberá de darse de forma automática al momento de ostentar a banda presidencial , de no ser así , estaría cometiendo el mismo error de sus antecesores, ya que un mandatario en cualquiera de los tres niveles de gobierno deberá gobernar para todos y no solamente para quienes votaron por el o ella y mucho menos ejerciendo el control de los dirigentes y/o legisladores que representan su partido.

La presidenta de MORENA , Yeidckol Polevnsky quiso hacerla de vocera del presidente electo y terminó cometiendo un grave error al comunicar en entrevista ante varios medios de comunicación , que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, asistiría a la toma de posesión de AMLO, lo que minutos después desmintió Jesús Ramírez Cuevas, vocero de Andrés Manuel, quien dijo que oficialmente no existía ninguna confirmación de la visita de Donald Trump, bueno incluso el que será el secretario de Relaciones Exteriores del próximo gobierno , Marcelo Ebrard, tampoco tenía conocimiento de tal aseveración que hiciera Yeidckol Polevnsky, quien después vía twitter dijo no tener responsabilidad de confirmar visitas oficiales ., eso como periodistas lo sabemos , simplemente le preguntaron y si ella no es responsable de afirmar o negar alguna situación en particular, para que responde ? tan sencillo habría sido que dijera “esa situación no me compete informar , aparte de no saber absolutamente nada al respecto” así de fácil.

En campaña López Obrador , hablo de la no militarización, ( abrazos no balazos ) ahora resulta que con la propuesta de formar la Guardia Nacional con facultades constitucionales, en pocas palabras el ejército en las calles con permiso, es una inconsistencia más antes de arribar a la presidencia, un tema polémico pero que de resultar sería un éxito mayúsculo para AMLO, sin duda el tema de la seguridad es el reclamo número uno de la ciudadanía en todo lo largo y ancho del territorio mexicano.
Así pues, se acerca el mandato ya de manera oficial de Andrés Manuel López Obrador quien dejaría el cargo hasta el 30 de septiembre del 2024, es decir, será el primer presidente que culmine su periodo dos meses antes de lo habitual, será un sexenio recortado, esto obedece a la reforma político-electoral publicada en el diario oficial de la federación el 10 de febrero del 2014.

La finalidad de la mencionada reforma es acortar tiempos de campaña, también entre el día de las elecciones y la toma de posesión, así como tener mayor margen de tiempo del presidente en turno para formular y presentar su propuesta de Ley de Ingresos y de Presupuesto de Egresos de la Federación que deberá hacerse antes del 15 de noviembre.
Esperamos de corazón que a pesar de todas las inconsistencias que se están registrando, AMLO no sea la esperanza de México, sino una realidad exitosa para nuestro país durante su mandato.