Peligra Cancún en sus 48 años

Aunque el Diario Oficial de la Federación estipula el decreto de su fundación el 10 de agosto de 1971

135

Aunque el Diario Oficial de la Federación estipula el decreto de su fundación el 10 de agosto de 1971, se considera el 20 de abril de 1970 como la fecha en que se crea Cancún, ya que ese día la Asociación de Pioneros inició las labores de construcción de lo que hoy en día es el polo turístico más importante del país.

Muchos atribuyen al presidente Luis Echeverría Álvarez el nacimiento de nuestro polo turístico; sin embargo, esta teoría tiene sus demoles, uno de ellos es según testimonios de aquella época al inicio de los años 70, que Echeverría Álvarez no consideraba viable su construcción, así que Don Alberto Bojórquez y el entonces gobernador del territorio David Gustavo Gutiérrez, convencieron a Luis Echeverría no dar marcha atrás y por ende conseguir la aprobación de los créditos del Banco Interamericano de Desarrollo.

A unos días de que Cancún cumpla 48 años de su creación, es duro pensarlo, decirlo y escribirlo pero desde mi punto de vista estamos viviendo uno de los peores años en la historia de nuestro destino, la violencia que impera en lo que un día fue un paraíso en toda la extensión de la palabra, se ha vuelto algo ya normal, y eso es lo que más alarmante resulta para este reportero, acostumbrarnos a la noticia de que se registró una ejecución, que encontraron un embolsado, que turistas fueron asaltados, que una balacera, que asaltaron en un banco, etcétera; es terrible ver cómo vecinos y ciudadanos ya observamos y constatamos estos hechos como algo normal, algo ya nuestro del que formamos parte como cancunenses.

Que lejos quedaron esas épocas cuando se colocaba la primera piedra del primer hotel en 1972, como también aquel año de 1981 cuando nuestro destino era sede de la Reunión Internacional sobre Cooperación y Desarrollo, evento que se efectuó en el hoy desaparecido hotel Sheraton y que catapultó a Cancún como destino turístico en el globo terráqueo.

En Cancún hemos recibido monstruos marinos como “Gilberto” y “Wilma” en septiembre de 1988 y octubre de 2005 respectivamente; autoridades, organizaciones civiles, iniciativa privada, ciudadanía, todos jalando el mismo cordón y hacia el mismo sentido, una corresponsabilidad y compromiso que permitió una sinergia que nos fortaleció en todos sentidos.

Hoy Cancún pide a gritos auxilio, nos enfrentamos a otro monstruo, el de la delincuencia, su prestigio como polo turístico está pendiendo de un hilo, su credibilidad está al límite, ¿culpables? hay muchos, desde aquellos que actúan violentamente en nuestro territorio, hasta aquellos que teniendo en su momento el cargo para poder hacer algo, no les interesó, les dio miedo o simplemente omitieron el asunto, incluso hasta negociaron con el crimen organizado, en fin, hoy Cancún nos necesita a todos, incluso a los que en este momento solo les interesa un cargo de elección popular solo por ego, por poder, también por joder. A 48 años de su existencia el joven Cancún padece achaques de viejo, ha pedido auxilio, ¿estamos dispuestos a no dejarlo morir?