Tras ataque al restaurante “La Palapa de Chuky”, hay tensión en la Región 230

Continúan las investigaciones sobre la matanza en el bar “La Palapa de Chucky”

104
Tras-ataque-al-restaurante-“La-Palapa-de-Chuky”-hay-tensión-en-la-Región-230

CANCÚN, Quintana Roo.- En el restaurante bar “La Palapa de Chuky” todavía se pueden observar los rastros de la violencia que se vivió en la noche del miércoles en el establecimiento de la Región 230, cuando, en medio de una lluvia de balas, un comando armado ejecutó a dos personas y lesionó a siete más.

Afuera, el lugar ubicado en la avenida Leona Vicario permanece acordonado en su perímetro, debido a que en el interior los agentes ministeriales y personal de la Fiscalía continúan haciendo trabajos periciales. Asimismo, está custodiado por una patrulla y dos elementos de la Secretaría de Seguridad Pública.

A pocas horas del incidente, en algunas mesas todavía hay cervezas y bebidas que disfrutaban los comensales a la hora del atentado que movilizó a todos los cuerpos policiales y de emergencias. En el suelo también quedaron platos y botellas de cristal que se rompieron en la revuelta que propiciaron los sicarios.

Por otro lado, afuera se siente cierta tensión entre los empleados y responsables de locales comerciales aledaños, principalmente, entre las familias vecinas. Con cierto temor, una de ellas solamente refirió que escucharon muchos disparos y se metieron corriendo a su vivienda.

“Como llega mucha gente en carro a ese lugar, la verdad no pusimos atención si llegaron hombres armados en vehículos, simplemente escuchamos el sonido de las ametralladoras y salimos corriendo para la casa; se escuchó horrible, estábamos comprando en la tienda de la esquina”, dijo una ama de casa.

Hechos más violentos
De los ataques a bares y restaurantes podemos destacar por nivel de violencia y víctimas el perpetrado con bombas molotov en agosto de 2010, por la banda de “Los Sureños” en el bar Castillo del Mar, ubicado en la avenida Leona Vicario, Región 229; este dejó ocho personas muertas parcialmente calcinadas, entre ellas seis meseras y dos empleados.

En mayo de 2012, sicarios accionaron sus armadas de fuego contra el centro nocturno denominado Sport Bar, que en aquel entonces estaba ubicado sobre la avenida Andrés Quintana Roo, Región 95; las balas alcanzaron a cinco personas que estaban afuera, entre ellas una mesera que perdió la vida en el lugar.

Uno de los acontecimientos más sonados y que más víctimas mortales han dejado, sucedió en enero de 2013, en el bar “La Sirenita”, el cual dejó siete personas muertas y dos lesionadas, entre ellos taxistas del “Andrés Quintana Roo”; este local se encontraba ubicado en la avenida 20 de noviembre, Región 233.

En noviembre de 2014, dos personas fueron lesionadas por disparos de arma de fuego en el concurrido centro nocturno para caballeros Nova, de la avenida Uxmal, en pleno centro de la ciudad. En este hecho fueron detenidos dos presuntos responsables que pertenecían al grupo de “Los Pelones”.

En octubre de 2016, los bares “La Oficina” (avenida Talleres, Región 92) y “La Xtabay” (avenida Chac Mool) fueron atacados a balazos de manera simultánea con armas de alto poder; en el primero de ellos, el resultado fue de dos muertos y dos lesionados, y en el segundo, las víctimas fueron dos vendedores, uno de ellos perdió la vida en el lugar de los hechos.

En noviembre de 2016, la sangre corrió en pleno corazón de la zona turística de Cancún, cuando los sujetos no identificados asesinaron con arma de fuego y a quemarropa a tres personas en la prestigiosa discoteca Mandala, ubicada en el kilómetro 9.5 del bulevar Kukulcán, a la vista de turistas y prestadores de servicios.

También en noviembre de 2016, en la zona hotelera, un empleado de 22 años de la discoteca Congo perdió la vida a manos de un solitario pistolero en el baño del establecimiento, ubicado frente a Mandala. A él le dieron tres balazos con una escuadra .9 milímetros, provista con un silenciador.

En mayo de 2017, un comando armado disparó en varias ocasiones contra el bar para caballeros “Las Canoas”, de la Región 95; en la puerta principal fue ultimado un vendedor de dulces y dos personas más resultaron lesionadas, un cliente y un guardia de seguridad privada.

En junio de 2017, el polémico Héctor Cacique y un acompañante fueron acribillados a balazos cuando comían en el restaurante de mariscos “Las Koras”, ubicado sobre la avenida Luis Donaldo Colosio, en la entrada a la comunidad Alfredo V. Bonfil. Ese día se registraron balaceras y detenciones en otras zonas de la ciudad.

En octubre de 2017, dos pistoleros ingresaron al bar “El Embarcadero”, ubicado en la Región 219, avenida de Kabah, lugar en el que ejecutaron a una mesera y lesionaron a dos hombres.

En noviembre de 2017, un agente de seguridad privada y una mesera fueron víctimas de hombres armados en la puerta del céntrico bar “Capri”, de la Región 65. Minutos antes de que cerraran el lugar, llegaron a bordo de un taxi y dispararon a quemarropa contra ambos; él quedó tendido sin vida y ella resultó con heridas graves.