PEDRO TORRES
GRUPO CANTÓN

CANCÚN.- A raíz de las publicaciones que ha hecho GRUPO CANTÓN donde los entrevistados (el ex organizador Marco Martos y el corredor Héctor Beristain) han expresado que el Maratón Internacional de Cancún sufrió un retroceso al fusionarse en 2019 con la marca Rock ‘n’ Roll por decisión del gobierno de Benito Juárez que encabeza la presidente municipal, Mara Lezama, ahora renace el descontento en la comunidad de runners por dicho cambios.

Juan Tirso Aragón, quien corrió el primer Maratón de Cancún en 1985 y la mayoría de las ediciones, expresó “el haber cambiado a Rock ‘n’ Roll le quitó todos los años de trabajo que se venían haciendo”.

Recordó esa primera edición, destacando “fue el más bonito porque vino Gary Fanelli (quien representó a Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988) y tuvimos a nuestro representante Daniel ‘Bomba’ Luna Rosado, quien la verdad ha hecho muy buen papel”.

“Hay que hacer más publicidad a nivel internacional para que nos visite gente de todo el mundo, porque ahorita vienen muy pocos turistas a correrlo”, concluyó el integrante del Club Tecolotes y quien el año pasado decidió mejor asistir al Maratón de Monterrey.

Por su parte, Roger Armando Poot Pérez, mencionó “fueron cosas diferentes las que se manejaron, tanto los precios, los premios, la ruta y al concluir el evento, definitivamente fueron cambios que en su mayoría no fueron gratos”.

“En los últimos dos maratones había participado corriendo los 21 kilómetros, éste último año pretendía hacer mis 42 kilómetros, mi primer Maratón aquí en Cancún, pero debido al cambio y todo lo que se manejaba y los altos costos opté por correr el Maratón de Mérida”, apuntó.

“Creo que los cambios no fueron favorables, porque llevaba buen ritmo, año tras año, recuerdo que corrí el primero, corrí algunos más, bastante bien, pero ahora que se lo han cedido a Rock ‘n’ Roll la verdad fue desmoralizante, sobre todo porque no dieron premios en efectivo”, sentenció.

NO MOTIVARON A LA GENTE
A su vez, Citlali Hernández Bustamante, del Club Estrellas, comentó “primero se notó en los montos. Nosotros hemos corrido ya cinco maratones y si vimos que fueron muy altos comparados al 2018 y también en la motivación de la gente”.

“Considero que si se debería de retomar, sobre todo, pensando mucho en el bienestar de nuestro Cancún, en que nuestra gente, nuestros quintanarroenses tengan acceso a este tipo de eventos deportivos”, agregó.

“Nosotros lo hacemos por un motivo especial que es de llevar oración y acompañar a la gente que va, pues ahora sí que, sufriendo el maratón, ese es nuestro motivo especial, acompañar a la gente que viene ya cansada, agotada, prácticamente decaída”, detalló.

En tanto, Roboan Espinoza, primer lugar quintanarroense y de la categoría Libre de 21 kilómetros en 2018, dijo “no me dio por correrlo porque no hay esa premiación que se hizo en los anteriores maratones, si me gustaría que sigan dando la misma premiación”.

“Porque un corredor elite no va a venir a un maratón donde no haya premiación, y pues más aquí, porque es mucho el desgaste, es mucha la recuperación por la humedad y el clima que tenemos y no habría ese nivel aquí en Cancún”, advirtió.

Finalmente, Gerardo Rodríguez, sostuvo “se supone que es una fiesta para integrar a los quintanarroenses, por eso se metió el maratón a la ciudad. Siempre ellos (los corredores) en lo que se van a fijar es que la organización considere a los primeros quintanarroenses”.