¡La peor humillación al Madrid!… 5-1

Con Hat-Trick de Suárez, Barcelona le abrió la puerta a la salida de Lopetegui

7

Barcelona, España

El Barcelona no tuvo a Lionel Messi pero sí a Luis Suárez, quien se convirtió en el héroe de los blaugranas con un Hat-Trick que sirvió de base en el Clásico para la goelada 5-1 al Real Madrid, que sigue hundido en una profunda crisis de resultados.

La humillación del Barça a los blancos quedará en la historia, los culés fueron amos y señores del partido, enfrente no tuvieron rival, el Madrid fue un ente sin vida en el Camp Nou, muestra de lo que ha sido su temporada con Julen Lopetegui en el banquillo.

Los culés no tuvieron piedad, los cinco goles se quedaron cortos para lo que mostraron en el campo. El equipo de Ernesto Valverde hizo lo que quiso, humilló a su peor enemigo y eso hace que su ego todavía se eleve más, pues además son líderes de la competencia.

En el campo solo hubo un equipo y fue el cuadro catalán, que mostraron que sin Lionel Messi saben vivir, que el argentino a pesar de ser la máxima figura solo es una pieza más de este engranaje llamado Barcelona.

Al dominio culé le bastaron 11 minutos para empezar a marcar el rumbo de los Merengues que simplemente con Julen Lopetegui se convirtió en un equipo sin alma, que solo corre detrás del balón sin saber que hacer en las pocas ocasiones que llegan a recuperarlo.
Por el costado izquerdo del Barcelona con Jordi Alba hizo lo que quiso, por ese lado nació el primer gol cuando el lateral de los catalanes se fue al frente y puso un centro a segundo poste, donde ya estaba Coutinho solo para empujar el balón al fondo de las redes.

Cada que Barcelona se acercaba al arco de Courtois, la defensa madridista sufría en serio, los problemas se magnificaban y Varane dio muestra del mal paso blanco al coemter una falta dentro del área sobre Suárez que fue revisada por el VAR para decretar el penal y el uruguayo fue quien lo ejecutó.

Para la segunda parte la goleada se consumó a pesar de que el Madrid intentó reaccionar con un gol de Marcelo, pero cuando el Barcelona tomó otra vez seriedad aniquiló a los blancos que solo se veían entre ellos pidiéndose explicaciones.

La noche en Cataluña le traspaso los poderes de Messi a Suárez que hizo dos goles más, el último de ellos dejando ver cada una de las carencias de la zaga madridista y después Arturo Vidal puso el punto final de una muerte más que anunciada de los Merengues.