Conoce a Gabriel Jiménez Rivas, el hombre detrás de ‘Chacho’

El capitalino lleva 23 años dándole vida a la mascota de los hoy día Tigres de Quintana Roo

87
CANCÚN, Quintana Roo.- El mayor espectáculo en un juego de beisbol lo dan los peloteros con las emociones que hacen sentir a los aficionados, con las joyas monticulares, los grandes batazos, así como los espectaculares lances a la defensiva; sin embargo, alrededor del juego los parques de pelota hoy en día ofrecen otras atracciones que deleitan a familias enteras.
Una de esas amenidades extras es el de las mascotas, personajes peculiares personificados la mayoría de ellas por botargas vistosas de las cuales mención aparte merece la llamada “Mascota número uno en México”, el “Tigre Chacho”, de los Tigres de Quintana Roo, por lo cual Quintana Roo Hoy charló con Gabriel Jiménez Rivas, quien desde hace 23 años le da vida.
“Yo trabajaba los fines de semana entreteniendo a la gente en una plaza de Coyoacán, en la Ciudad de México, igual a lo que hace un actor callejero. Ahí me scauteó, como se dice, la gente de Tigres, vieron la conexión que tenían con el público y me invitaron a este gran equipo”, expresó.
 
De los 23 años que lleva con los Tigres de Quintana Roo destacó que han sido muchas satisfacciones las que le ha dado el club, la misma vida. “Me gusta mucho lo que hago y amo mi trabajo, lo hago con muchísimo gusto”, añadió.
En cuanto a la conexión que tiene con los aficionados, dice “creo que es un don, que ya traes que ni estudiando lo puedes adquirir. Creo que la conexión que tiene “Chacho” con la gente ninguna otra botarga la tiene”.
Ha pasado miles de anécdotas personificando a “Chacho” y nos cuenta la que a su gusto es la más importante. “Fue un día que a iniciativa de los nietos de don Alejo Peralta, que en paz descanse, hice mi arribo al parque de pelota en su helicóptero en una serie final ante Diablos en el Distrito Federal”.
De cómo le ha sentado Cancún, señaló “ha sido difícil, la gente no tenía una identidad con el equipo, pero poco a poco se ha ido compenetrando. Antes era muy complicado echar una porra o hacer que la gente respondiera, ahora es muy diferente, es más fácil”.
La remuneración que recibe por personificar a “Chacho”, refirió que es bien pagada, “la verdad no me quejo, pero yo creo que eso queda en segundo término. La satisfacción es el conocer amigos, amistades e involucrarte con la gente que te abre las puertas de muchos lugares”.
Por último, mandó un mensaje a la afición “quiero agradecerles sinceramente sus aplausos, tengo mi cuenta de facebook (Tigre Chacho Oficial) y twitter (@tigrechacho) donde me escriben mucho, de verdad gracias infinitas a la gente de Cancún y de Quintana Roo”.
Gabriel Jiménez Rivas es originario de la capital del país, tiene 43 años y está casado con Lizette Rubio, de Ciudad Obregón, Sonora, con quien ha procreado dos hijos, quienes son su inspiración en la vida.
Los Tigres de Quintana Roo han tenido un buen arranque de campaña y disputan su primera semana en casa recibiendo a Tecolotes de los Dos Laredos, y a partir del viernes, a Acereros de Monclova, donde el “Tigre Chacho” hará su acostumbrado show.
(Pedro Torres/GRUPO CANTÓN)