Síguenos

¿Qué estás buscando?

4 julio, 2022

Por Georges Goubert Panini

Correo Internacional

Mentiras, mentiras, mentiras

El dólar, se basa en una mentira prodigiosa. La mentira es esta: el gobierno de Estados Unidos algún día pagará sus deudas.

Mentiras, mentiras, mentiras y más mentiras por todos lados. Y ahora los mentirosos están usando sus medios para impulsar y expandir la guerra en Ucrania.

El sistema es tan falso y podrido que los llamados “verificadores de hechos” son algunos de los mentirosos más grandes que puedes encontrar.

Aquellos que intentan decir la verdad, en cambio, son rápidamente censurados y silenciados.  Los que dicen la verdad son “cancelados”.

Decir la verdad se ha convertido en un delito grave en Estados Unidos.

Quien no solo impone sus mentiras al pueblo estadounidense sino que las exporta al resto del planeta.

Los líderes globalistas invaden y destruyen países basándose en mentiras, que cuentan tanto a nivel nacional como internacional. A principios de la década de 2000, Estados Unidos ordenó a Saddam Hussein que abandonara su programa de armas de destrucción masiva, luego invadieron su país bajo este falso pretexto y lo ejecutamos.

Unos años más tarde, le pedieron a Muammar Gaddafi que renunciara a sus armas de destrucción masiva. El gobierno de Estados Unidos le prometió una reconciliación y cooperación si lo hacía. Cumplió y luego lo mataron.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

 Afganistán, Irak, Libia, Siria. Había una gran mentira adjunta a cada uno de estos desastres.

Por eso, podemos agradecer a nuestro establecimiento globalista corrupto. Este establecimiento ahora está presidido por Joe Biden, un hombre corrupto que vendió a su país a través de varios tráficos de influencias y otros esquemas. 

La invasión de Ucrania se produjo justo después de la publicación de los informes oficiales sobre la inflación estadounidense, que estaba en su punto más alto en 40 años, y la decisión de la FED de recortar el gasto. La historia nos dice los resultados probables: una caída dramática o catastrófica de las acciones en los próximos meses, así como una congelación de los mercados crediticios. Como en 2008, todo el sistema financiero se paralizará.

Si expongo todo esto no es para asustar a la gente, sino para informaros de la realidad. El tiempo se acaba y es muy corto para que nos preparemos.

Te puede interesar

Advertisement