Síguenos

¿Qué estás buscando?

29 julio, 2021

Voces

A la defensa de Laura y sus beneficios

Ninguno de los defensores se atrevería a reconocer que durante la presente administración la violencia se incrementó

Antonio Ramos
Columnista

Quienes se aferran al poder, o luchan por mantener los beneficios obtenidos durante la presente administration municipal en Solidaridad, ya sea un puesto o contratos u ocasionales dádivas, han mantenido durante las últimas semanas una campaña en redes con publicaciones que rayan en el chantaje, tratando de hacer creer a la gente que de llegar el PRIAN al poder habría mayor impunidad y violencia por parte de los grupos delictivos, fraudes en obra pública, regresaría también el fraude de los predios de la Colosio (Derymaya) impidiendo la titulación, regresaría la impunidad para las concesiones privadas como la de Aguakan y parquímetros, se incrementaría la deuda pública, habrían bloqueos a los programas federales, habría fraude en los servicios de limpieza de sargazo, entre varias cosas más.

Sin embargo, ninguno de los defensores se atrevería a reconocer que durante la presente administración la violencia se incrementó, que los cobros de derecho de piso han obligado a muchos negocios a cerrar sus puertas. Claro, tampoco reconocerán que existe un contrato por el arrendamiento de patrullas poco claro, y cuya información Laura Beristáin se ha negado a hacerla pública.

Los defensores de Beristáin tampoco reconocerán que las Obras de Alto Impacto fueron realizadas por la SEDATU, y que no se trató de inversión municipal. Tampoco mencionaran fraudes en obra como sucedió con el Tianguis San Valentín, obra que costó ocho millones de pesos en su primera etapa, y con serias deficiencias. Tampoco hablarán del enorme fraude sobre la licitación de la obra “Construcción del Centro de Atención al Migrante”, la cual nunca se realizó y que la empresa contratada, Elehnsa, escapó con 3 millones de pesos. Tampoco hablaran sobre la empresa Xoanxum encargada de la segunda etapa de la remodelación de la Quinta Avenida que tiene como miembros a un anciano muerto y a un anciano de 87 años que desconocía era socio. El supuesto socio es pobre y no sabe leer ni escribir. Tampoco hablaran de los serios problemas de inundación en la Quinta Avenida ya remodelada.

Los defensores de Beristáin aseguran que no se incrementó la deuda pública pero no mencionan si se disminuyó o se ha cumplido con los pagos. Y así, nosotros los ciudadanos informados podríamos ir respondiendo y cuestionando cada uno de los puntos que pretenden vendernos los defensores.

Por lo pronto, la próxima administración tiene la enorme tarea de auditar profundamente las cuentas de Laura Beristáin, y fincar responsabilidades al Grupo Alí Babá y sus nada Honorables Funcionarios.

Tampoco hablarán del enorme fraude sobre la licitación de la obra “Construcción del Centro de Atención al Migrante”

Te puede interesar

Advertisement