Síguenos

¿Qué estás buscando?

19 julio, 2024

Cancún

Truenan contra Carlos Joaquín comerciantes

Aseguran líderes empresariales que el incremento de contagios no es por la apertura de centros de consumo

Jesús Vázquez
Grupo Cantón

CANCÚN. Los restauranteros arremetieron contra el gobernador Carlos Joaquín González por las nuevas medidas restrictivas que les impuso, y en la que reduce los aforos en los centros de consumo para supuestamente disminuir los contagios en el estado. 

En un carta dirigida al mandatario estatal le aseguran que estas medidas ponen en riesgo la viabilidad económica de muchos negocios en el estado, y no servirán de mucho para disminuir los contagios. 

“La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) fue notificada  sobre las nuevas medidas sanitarias para la industria restaurantera del estado, reduciendo su aforo y el horario de operación. Esto es muy preocupante para el sector, que ha sido uno de los más afectados por la pandemia, con importantes pérdidas económicas y, sobre todo, de empleos que afectan a miles de familias quintanarroenses”, se lee en la misiva.

Marcy Bezaleel Pacheco, dirigente del organismo expone en el documento que entienden que la decisión obedece a disminuir los contagios y el número de hospitalizados que se ha ido incrementando en los últimos días, lo cual es un objetivo compartido por la eso industria restaurantera, la cual implementó el protocolo Mesa Segura con las recomendaciones y lineamientos nacionales, internacionales y de las autoridades sanitarias. “Esto implicó inversiones que no estaban contempladas como son equipamiento para el personal, sanitización, tapetes, termómetros, capacitación, etc”, añade.

El líder asegura además que los restaurantes son espacios seguros. “De esto han dado cuenta diversos estudios nacionales e internacionales. En Quintana Roo la disminución de los contagios continuó incluso cuando ya había un mayor aforo y horario. Lamentablemente, durante el pasado periodo electoral fuimos testigos como en la gran mayoría de los eventos políticos de los distintos partidos políticos no se cumplieron con las medidas sanitarias”.

De manera enfática, la misiva expone que “si están aumentando los contagios no es por la industria restaurantera, sino por la negligencia de los actores políticos y de quienes no cuidaron que esto no sucediera. No le haga pagar a los restaurantes los platos rotos”.

“Quienes más resienten estas medidas son los meseros, cocineros, ayudantes, parrilleros, cajeros porque dejan de recibir su salario y propinas, las cuales son un recurso muy importante para mantener a sus familias. También se afecta a la cadena productiva que está detrás de los restaurantes, es decir a los proveedores locales que venden a estos lugares (panaderos, tortilleros, productos agrícolas, etc.) que dejan de recibir pedidos”, añade la carta.

Las nuevas medidas anunciadas en la entidad, aseguran, ponen en riesgo la viabilidad de muchos restaurantes y por supuesto, el trabajo del personal que, esperanzado, iba poco a poco recuperando sus empleos.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

“Desde la industria le hacemos un llamado de auxilio. Los restaurantes han sobrevivido solos, sin apoyos significativos; están en riesgo de quebrar de los nueve mil 775, tres mil 500 restaurantes en la entidad, ya no hay ahorros de los que se pueda echar mano y falta mucho tiempo para que el sector recupere los niveles de ventas que tenía antes de la pandemia”, expone  la misiva.

“También le pedimos que cualquier acción en los que esté involucrada la industria, sea comentada directamente con la Cámara. Los restauranteros saben y conocen su realidad y siempre estamos dispuestos a dialogar y colaborar con las autoridades.

“Confiamos en su sensibilidad para permitir la operación de los establecimientos al aforo y horario en el que venían trabajando y reiteramos nuestro compromiso de seguir siendo parte de la solución, manteniendo el protocolo Mesa y extremando precauciones”, concluye el llamado desesperado de los restauranteros. 

Marcy Bezaleel Pacheco

“Quienes más resienten estas medidas son los meseros, cocineros, ayudantes, parrilleros, cajeros porque dejan de recibir su salario y propinas, las cuales son un recurso muy importante para mantener a sus familias. También se afecta a la cadena productiva que está detrás de los restaurantes, es decir a los proveedores locales que venden a estos lugares (panaderos, tortilleros, productos agrícolas, etc.) que dejan de recibir pedidos”.

IMPACTO

Alrededor de 6 mil 500 negocios de diversos giros y tamaños como hoteles, restaurantes, rentadoras, tiendas de artesanías, tiendas de abarrotes, minisupers, entre otros, se tiene registro que han cerrado sus puertas definitivamente en Quintana Roo tras la crisis económica derivada de la pandemia por Covid-19.

En Cancún el presidente de la Cámara Nacional de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Marcy Bezaleel Pacheco, confirmó que de aproximadamente mil 400 restaurantes que operan los 375 afiliados, cerraron sus puestas 300 establecimientos.

Indicó que los 300 restaurantes tuvieron que cerrar de manera definitiva o temporal, ya que no resistieron el costeo de locales, mantenimiento o pagos de salarios de más de mil 500 trabajadores.

Recordó que en diciembre pasado lanzaron un llamado de auxilio al Gobierno del Estado solicitando apoyo para mantener su actividad y, sobre todo, salvar del desempleo a miles de trabajadores pertenecientes a la industria.

Por su parte, Rafael Ortega, presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos (Canaco-Servytur) indicó que al cierre de 2020 en Cancún habían cerrado sus puertas mil 260 negocios afiliados, de los cuatro mil 200 que se tenían registrados hasta antes de la pandemia.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

Indicó que fue un año difícil para cualquier tipo de negocio por la crisis en el turismo derivado de la pandemia por COVID-19, lo que provocó un efecto dominó y cuando comenzaba la recuperación se vino la temporada de huracanes que también afectó.

Por su parte, la Asociación de Hoteles de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres, confirmó que actualmente siguen cerrados, luego de 10 meses de inactividad, un total de 16 centros de hospedaje.

En el sur y centro del estado las cosas no han sido diferentes y en Chetumal, Bacalar, Felipe Carrillo Puerto, José María Morelos y Tulum también se han dado los cierres de negocios.

En la capital del estado la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) confirmó que alrededor de 100 negocios, de un total de 2 mil 500 afiliados, han bajado las cortinas desde que inició la pandemia, con la pérdida consecuente de 300 empleos.

Estos establecimientos abarcaban diversos giros y daban trabajo a por lo menos 3 o 4 personas, lo que se traduce en más de 300 fuentes de empleo que se han perdido en la región, destacó Juan Jaime Mingüer Cerón, presidente del organismo empresarial.

Por su parte, Joaquín Noh Mayo, presidente de la Unión de Propietarios de Restaurantes, Bares y Similares de Quintana Roo (Uprobars) dio a conocer que al menos 50 socios se han ido a la quiebra a causa de los estragos de la pandemia.

“Muchos ya no volverán a abrir, mientras que otros están esperando a que existan mejores condiciones para volver a invertir y reactivar sus establecimientos”, señaló.

“Entre estos negocios se cuentan restaurantes, restaurantes-bar, bares, centros nocturnos, discotecas, minisupers, vinaterías y otros establecimientos relacionados, que en conjunto daban empleo a más de 250 personas”, dijo.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

En Playa del Carmen, en el centro del estado, la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), informó que cerraron definitivamente alrededor de 30 negocios de un total de 150 afiliados.

Lenin Amaro Betancourt, presidente del Consejo Coordinador Empresarial de la Riviera Maya (CCERM) informó que en la Quinta Avenida y calles perpendiculares al menos han cerrado 30 negocios.

Explicó que los cierres se deben a una combinación de causas, entre la pandemia y el retraso en la remodelación de la arteria peatonal, que es el corazón turístico de la ciudad.

La Canaco-Servitur de Playa del Carmen calcula que 50 por ciento de 9 mil negocios, es decir, unos 4 mil 500, ha cerrado sus puertas debido a los estragos económicos que ha dejado la pandemia del coronavirus en la localidad.

Octavio Albores Sol, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Playa del Carmen (Canaco-Servitur), informó que se trata de todo tipo de establecimientos en toda la ciudad y el municipio.

“Muchos de los negocios que cerraron probablemente nunca más vayan a volver a abrir sus puertas, aunque otros, con muchos estragos podrían volver para el siguiente año”, señaló.

Pero a unas cuantas millas náuticas, en la isla de Cozumel, la quiebra de negocios por la crisis económica de la pandemia fue inminente y negocios de diversos giros tuvieron que cerrar.

De acuerdo con un reporte de la Dirección de Egresos del ayuntamiento isleño, un total de 108 negocios, de un padrón de 3 mil 819 se fueron a la bancarrota al no poder sostener sueldos y rentas de locales ante la falta de ingresos.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

El informe precisó que los giros que se registraron con más bajas formales en el año 2020 fueron los mini súper, rentadoras y restaurantes bar, derivado de la nula llegada de cruceros, principal entrada económica de la ínsula.

Francisco Baeza, director de Egresos, dijo que a pesar del cierre de 100 negocios, la mayoría está sobreviviendo lanzando alternativas que les permitan reactivar la economía.

En cuanto a la hotelería, la Dirección de Turismo municipal informó que un total de 8, de 27 que operan forma independiente, permanecen cerrados desde que inició la pandemia y aun no tienen fecha para su reapertura.

Aunque operan de manera independiente están registrados en la base de datos del Ayuntamiento, se trata de el hotel Suites Bahía, El Colonial, Zaolima, Sunset, Asfur, Caribe, Aguilar y Flamingo.

También en la isla dejaron de operar 5 de las 24 rentadoras que funcionaban en la zona centro de la ciudad, ante la falta de ingresos para solventar los diversos gastos que representa un negocio.

Luis Dzul Díaz, representante de las rentadoras en Cozumel, afirmó que el cierre de esos negocios, se debió a la falta de turismo de cruceros, lo cual fue la afectación más drástica para este sector.

Por su parte, Adrián Lozano Garza, presidente interino de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) en la isla, indicó que tienen 50 afiliados, aunque como acaba de asumir no tiene el dato de los cierres.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

Te puede interesar