Síguenos

¿Qué estás buscando?

13 abril, 2024

Sin Categoría

La popó de tu perro, afecta a la salud.

CIUDAD DE MÉXICO

Los desechos de tu perro pueden contener bacterias que son perjudiciales para otros animales y para los seres humanos. Las heces de los perros no sólo contienen bacterias, también pueden ser portadoras de virus, parásitos y hongos. Los desechos de tu perro no desaparecen solos, la popó se seca y se convierte en polvo que respiramos o ingerimos en alimentos preparados en la calle.

Al no recoger las heces de tu perro, el riesgo de contagio de enfermedades aumenta significativamente. Algunas de las bacterias que se encuentran en la popó de tu perro son:

1. Parásitos: ascaridosis, filariasis, hidatidosis, sarna, leishmaniasis, amebiasis hepática y toxoplasmosis.

2. Bacterias: salmonelosis, brucelosis, tuberculosis, leptospirosis, cólera y shigelosis.

3. Virosis: hantavirus, rabia, hepatitis y neumonitis virósica.

4. Hongos: dermatofitosis.

5. Alérgenos: dermatitis cutánea.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

¿Las heces de tu perro o gato sirve de abono? 

Mucha gente piensa que no es necesario levantar las heces cuando se encuentran en pasto o tierra, pues piensan que sirven de fertilizante, pero esto es completamente erróneo. Las heces del perro no sirven de fertilizante, pues su composición es muy ácida y quema el pasto, además están cargadas de bacterias, parásitos, virus y hongos. El abono adecuado para fertilizar las plantas debe provenir de las heces de un animal herbívoro (que sólo come plantas). Hay casos en que las heces de animales carnívoros pueden servir de abono, pero para eso, deben de ser sometidas a un tratamiento previo, publicó QORE. 

¿Y si no las recojo? 

No recoger la caca de los perros , no sólo afecta la salud de otros animales y humanos, sino también la salud de las plantas, árboles y mantos acuíferos. Las bacterias y parásitos de las heces de perro se filtran al subsuelo, en donde pueden permanecer con vida por muchos años. Las lluvias se llevan la popó, pero si los desechos no logran llegar a un desagüe que los lleve a una planta de tratamiento , terminan contaminando ríos y demás cuerpos de agua. Además, al descomponerse utilizan mucho oxígeno y liberan amoniaco, lo que puede envenenar a los peces y debilita la calidad del agua.

Entiéndase que, mientras más excremento haya en el suelo para ser transportado por el agua, menor es la calidad del agua natural de una ciudad. Y sí, estoy hablando del agua con la que te bañas, lavas tu ropa, tus trastes y cepillas tus dientes.

Un perro mediano genera unos 18 kilos de excremento al mes, que se transforman en polvo y se incorporan al aire que respiramos.

Sabemos que no recoger la popó de tu perro, ni ninguna otra situación, justifica el maltrato animal, pero es uno de los principales argumentos de quienes envenenan perros en los parques, camellones o casas de vecinos con mascotas.

Recomendaciones

Lleva tu bolsita contigo hasta que encuentres uno o hasta que llegues a tu casa y puedas desecharla de manera correcta. No se te va a caer la mano, ni te va a dar herpes, sólo cargarás una bolsita una ratito , pero asegúrate de que la bolsa esté en buen estado o colócala dentro de otra.

Te puede interesar

Advertisement