La universalidad de los derechos humanos

Si celebraremos este año la Declaratoria Universal de nuestros derechos, hagámoslo sensibilizando, concientizando, pero sobre todo haciendo un llamado de atención a las autoridades

25

El pasado domingo dio inicio con múltiples celebraciones y homenajes en todo el mundo, lo que será la fiesta de los Derechos Humanos, ya que todo el año entrante habremos de reconocer a quienes con su lucha han enarbolado la Declaración Universal de los mismos, colocando sólidos cimientos con los que a diario se están evitando incalculables sufrimientos de muchos hombres, mujeres y grupos que padecen injusticias al no ser la duradera universalidad de sus valores la igualdad, la justicia y la dignidad humana.

También te puede interesar: Cristina Torres en defensa de los derechos ciudadanos

Hoy muchas mujeres, hombres, niñas y niños, jóvenes, adultos mayores, indígenas, homosexuales, discapacitados, transgéneros, obreros, trabajadores del campo, personas en situación de pobreza, de internamiento entre otros, sufren de manera cotidiana no solo de violencia, sino de exclusión, explotación, discriminación, tortura, trata o maltrato ya que una cantidad de prácticas violatorias están atentando contra la dignidad humana, al ser las autoridades de nuestro país y de nuestro estado, “omisas e indiferentes” al mostrar su incapacidad en garantizar la observancia de esta Declaración que el año entrante cumplirá 70 años luego de ser adoptada por la tercera Asamblea General de las Naciones Unidas.

El respeto a los Derechos Humanos es hoy asignatura pendiente al volverlo para muchos mexicanos y quintanarroenses inexistente ya que muestran hoy su indiferencia a las más de 210 ejecuciones perpetradas por la delincuencia organizada en nuestra ciudad y que no cesan, así como de la extensa lista documentada de las detenciones arbitrarias que a diario suscitan los taxistas y no se les está castigando por violar las garantías de muchos ciudadanos.

Qué decir de la defensa de los derechos de una Ley que hasta la fecha no define nuestros Diputados que no está permitiendo se salvaguarde la integridad de periodistas y defensores de derechos humanos sin que hasta la fecha su cadáver de “abrogada” haya querido ser presentado por algún Congresista.

Qué decir del sisma que en meses generara el proceso electoral en todo el país que por la universalidad de los derechos humanos puede poner en tela de juicio y si los ciudadanos lo permitimos, que el mismo sea asediado por el Narco o por dirigentes autoritarios y populistas que ya han comenzado desde ayer a mostrar el estar dispuestos a sacrificar nuestros derechos por conquistar los suyos anteponiendo el poder en beneficio propio o de sus partidos.

Si celebraremos este año la Declaratoria Universal de nuestros derechos, hagámoslo sensibilizando, concientizando, pero sobre todo haciendo un llamado de atención a las autoridades que evidencie que en nuestro estado y en todo el país existe un problema grave de garantías aun no resuelto y que los gobiernos junto con sus Ombudspersons no han querido resolver.

Por cierto, estimado lector, Qué opina usted que opina mejor…

¿Cumplió nuestro Ombudsman en el ámbito de su competencia, el promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad de los quintanarroenses?