Alerta por escuelas “patito”

En el estado, son pocas las instituciones que ofrecen un certificado con validez oficial

74

CANCÚN, Quintana Roo.- El Consejo de Acreditación en Ciencias Administrativas, Contables y Afines (Caceca), señaló que en Quintana Roo son pocas las universidades acreditadas que ofrecen programas de estudio en el área de negocios y economía.

Por ello, al momento de elegir una universidad pública o privada, es necesario conocer la oferta educativa y particularmente si las instituciones cuentan con el Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios (RVOE), para no tener incertidumbre cuando los jóvenes concluyan su formación académica, ya que recibirán su certificado.

El presidente de Caceca, Dr. Eduardo Ávalos Lira, hizo un llamado a los jóvenes que pretenden continuar con su formación profesional, para que dediquen tiempo en revisar y conocer la oferta educativa de cada universidad pública y privada, dependiendo de la licenciatura que quieren cursar, así como tener claro los pros y contras, pero sobre todo verificar que tengan RVOE, que es uno de los temas fundamentales para no perder recursos económicos ni tiempo.

Es una realidad la proliferación de las llamadas “escuelas patito”, que truncan los sueños de los jóvenes para terminar su bachillerato o licenciatura, ya que al no contar con Validez Oficial, no obtienen ningún certificado avalado por la autoridad educativa.

Ávalos Lira subrayó que dicha práctica está presente en todos los estados del país, y los responsables sólo lucran con la educación y no les importa el daño que causan a las familias. Por ello insistió en la importancia de investigar todo lo que ofrecen las instituciones y si los programas de estudio están acreditados por organismos como Caceca, según sea su competencia.

Puntualizó que México quedó rezagado porque no le dio prioridad al tema, pese a que estaba consignado en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), ya que se comprometió a realizar un diagnóstico de la educación superior y fue lo que dio paso al Ceneval, pero descuidó el tema de la acreditación.

La meta del sexenio que está por concluir, era lograr que el 70% de los programas de estudio del área de negocios y economía cuenten con la acreditación, sin embargo el último reporte de hace unas semanas, de acuerdo con el presidente de Caceca, es de apenas el 40%, en el país.

“Nos afecta porque hay muchas universidades que están impartiendo las carreras, pero no cuentan con la calidad. Aquí en Cancún hemos acreditado los programas académicos de la Universidad del Caribe, Universidad Tecnológica de Cancún, Instituto Tecnológico de Cancún, Universidad de Quintana Roo, Universidad Anáhuac y estamos en trámites con La Salle Cancún”, afirmó.

Explicó que el resto de las instituciones educativas que ofrecen programas del área económico-administrativo sin contar con la acreditación del máximo organismo en la materia, es un problema que abunda en México pues los jóvenes de otros países como Chile, donde la cobertura en el nivel superior es elevado, la comunidad estudiantil primero pregunta si la institución tiene acreditadas sus licenciaturas para ingresar, y es parte de su cultura.

Es importante señalar que en México existen 30 consejos autorizados para otorgar las acreditaciones a las universidades de las diversas carreras según sea su área de competencia, y reiteró que uno de los principales problemas, es que no se regula de forma adecuada el RVOE y por ello aunque muchas escuelas cuentan con el reconocimiento, no siempre garantizan la calidad de la educación.

Destacó que una acreditación de Caceca garantiza calidad, pertinencia y ello da certidumbre a los padres de familia y estudiantes, sin contar que cuando se habla de educación se tiene que dividir en norte, centro y sur-sureste.

Por región también hay estados con rezagos muy marcados como en el sureste, ya que Oaxaca tiene bajo nivel académico, mientras que Yucatán está mejor posicionado, por lo que se requiere orden y que las leyes garanticen la certificación para conservar el RVOE.
En el caso de Quintana Roo, al ser de los estados con menor cobertura en el nivel superior, dijo que se tendría que dar paso a la educación en línea y a distancia, que ofrecen instituciones prestigiosas como la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto Politécnico Nacional y las privadas, que brindan el respaldo a los jóvenes, antes de permitir las “escuelas patito”.

El consejero de la Asociación Universidades y Preparatorias de Quintana Roo, Gerardo Téllez, informó que desde hace varios años están luchando para que en la entidad se retire el pago de refrendo anual para renovar el RVOE a las escuelas bien establecidas, mientras que por otro lado proliferan las “escuelas de dudosa procedencia”, que se instalan en casas particulares y plazas comerciales sin ningún control.

Dijo que después de 4 años, lograron eco en la XV Legislatura y pudieron eliminar esa especie de “tenencia por tener una escuela” que sólo se cobraba en Quintana Roo, pero sigue vigente el trámite cada 12 meses, por ello tendrán que trabajar más en ese rubro para que no sea necesario para aquellas escuelas bien establecidas desde hace muchos años, ya que también hacer dicho trámite burocrático abona muchas veces a la corrupción.

Donde se tiene que poner especial atención es en las escuelas que se instalan en lugares poco adecuados o que vienen con el RVOE de otras entidades federativas, pues consideran que es importante que en esos casos se tenga la anuencia de la autoridad educativa de Quintana Roo como respaldo, de lo contrario se pone en riesgo la formación académica de los jóvenes.

El compromiso de la Secretaría de Educación de Quintana Roo, es hacer una revisión puntual de las escuelas que no cuentan con RVOE, para dar certidumbre a los estudiantes de nivel medio y superior, de que su formación académica es avalada por la autoridad y evitar que sean defraudados.

Invitaron a los jóvenes y padres de familia a revisar la lista de escuelas en el estado que cuentan con el reconocimiento, para evitar tomar malas decisiones.

Angélica Pool
UNISYMÁS