El alcalde busca la manera de ingeniárselas para seguir sangrando la municipio.

CRISTINA ESCUDERO
GRUPO CANTÓN

FELIPE CARRILLO PUERTO. José Esquivel Vargas, se volvió a salir con la suya y endeudó al municipio de Felipe Carrillo Puerto al solicitar un empréstito por un monto de 25 millones de pesos para pagar los aguinaldos y compromisos de fin de año.
El cabildo aprobó la solicitud de Esquivel Vargas, pese a que el Ayuntamiento tiene deudas atrasadas como el pago de prestaciones labores por concepto de segunda parte de aguinaldo y prima vacacional, a empleados de confianza y eventuales correspondiente al año 2019.
Para consumar este golpe a la economía de los felipecarriportenses, el presidente municipal se alió con el tesorero municipal Melchor Gómez, y con el contador de la comuna, Eduardo Sánchez Aguilar, para supuestamente cumplir con los compromisos de fin de año a los trabajadores del Ayuntamiento, y el pago a proveedores y laudos laborales.
De igual forma los regidores aprobaron de forma “fast track” la ley de ingresos para el ejercicio fiscal 2021 por un monto de 524 millones 33 mil 855 pesos, misma que será presentada al Congreso del Estado para su aprobación.
Otros de los puntos aprobados dentro de la “maratónica jornada de sesiones” la implementación de diversas acciones para el cobro de impuesto predial y la propuesta de aplicación del saldo presupuestario aplicable del Fondo de Infraestructura Social Municipal y FORTAMUN 2020.