Crea Sofía Alcocer mansión a través de corrupción

59
También se la acusa de tráfico de influencias, por asignar viviendas de un programa social para sus amigos, esto por el apoyo que recibió durante su campaña.

A la alcaldesa, poco le importa endeudar al municipio; su ambición ha hecho que utilice su poder para construir su “humilde” casa

La edil también es señalada por corrupción, ya que se dice utiliza las arcas para mantener su vida llenos de lujos

Por si fuera poco, la alcaldesa pretende pedir un préstamo bancario para poder pagar los aguinaldos de los trabajadores del Ayuntamiento

NUMERALIAS
27% de los habitantes del municipio presentan condiciones de pobreza extrema

79% de la población de José María Morelos está en condiciones de pobreza

Cristina Escudero
Grupo Cantón

José maría Morelos. Un monumento a la corrupción y una burla al pueblo maya de José María Morelos, es lo que representa la mansión que edificó la presidenta municipal y su esposo, el diputado Pedro Pérez Díaz quien es uno de los aliados en el Congreso estatal del gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González.

Las obras de la casa de Alcocer, han indignado a toda la comunidad.

Desde su llegada a la presidencia municipal, lejos de convertirse en aliada de los morelenses, se dedicó a explotarlos y a utilizar los recursos para otros fines que nada tienen qué ver con el progreso del pueblo, pero sí con el progreso de sus finanzas personales, porque resulta inaudito que haya construido una mansión en un municipio donde lo que abunda es la pobreza extrema, donde no cuentan con una zona turística y su actividad productiva es la agricultura, que fue la más afectada por la pandemia y por las condiciones climática adversas que se presentaron a lo largo del año.

Su esposo Pedro Pérez Díaz es uno de los aliados de Carlos Joaquín en el Congreso.

Sin embargo, Sofía Alcocer Alcocer llegó a saquear al pueblo y no le importa la forma, que es a través de endeudar al municipio, lo cual está logrando su objetivo, ya que con tal de mantener la vida lujosa a la que en pocos años se acostumbró a vivir, utiliza el dinero del erario para seguir enriqueciéndose, mientras José María Morelos se hunde en la pobreza.
Esta semana, la alcaldesa dio a conocer que pretende pagar aguinaldos a los trabajadores municipales, solicitando un empréstito bancario, por lo que ciudadanos hartos de esta situación están haciendo circular las imágenes de la lujosa mansión que tiene Sofía Alcocer y a la cual le está realizando remodelaciones en plena contingencia y crisis económica.

Denunciantes acusan a la edil de mantenerse firme con la decisión de entregar las viviendas a sus amigos y conocidos.

Para edificar la mansión Alcocer, la edil se alió con la regidora Rossana Romero Ávila, dueña de la empresa más grande del ramo de la construcción en la localidad y quien coincidentemente se encarga de proporcionar y facturar los materiales de las obras que ejecuta la Comuna.
Esto sin duda es un hecho sin precedente, pero el historial de la presidenta municipal es bastante cuestionado por los mismos ciudadanos, ya que hace siete meses un grupo de habitantes de la comunidad de Benito Juárez la acusaron de corrupción y tráfico de influencias porque en contubernio con el comisariado ejidal, José Alberto Naal Cohuó asignó viviendas de un programa social para sus amigos y allegados cómo pago el apoyo que se le brindó en su campaña política rumbo al cargo que hoy ostenta.
Georgina Beatriz Pool Cauich, Sandy García Pool, María Naal, Juan Carlos Martín, Ana María Martín, Cinthia Poot, Luisa Cauich Canul, Asteria Chan Couoh, Brenda jazmín Martín y, Marcela Pool, son los denunciantes de esta situación, ya que Sofía Alcocer los dejó fuera del programa de vivienda.
Denunciaron que con la autorización de la presidenta municipal, el Comisariado Ejidal distribuyó las viviendas única y exclusivamente al mismo comisariado José Alberto Naal Couoh; Mateo Naal Caamal, papá del Comisariado, así como a sus hijos Seye, Sergio Alberto y Cristian Naal; también a su hermana Minerva Naal y otros familiares como Mildren Naal, Candelario Naal y Andrea Naal Ku.
Los denunciantes aseguran que fueron a dialogar con la presidenta municipal para hacerles ver su inconformidad, pero sólo les dijo que no movería nada y que las cosas “por decisión de ella así se van a quedar”.
Cabe mencionar que la mala administración y corruptelas de Sofía Alcocer, resultan inauditas pues el municipio de José María Morelos cuenta con un 79% de población en condiciones de pobreza y el 27% en pobreza extrema.
Por otro lado, la alcaldesa fue denunciada por el regidor morelense Erik Borges Yam, por presuntos actos de corrupción, debido a los gastos excesivos en la imagen urbana de la demarcación, ya que algunos recursos etiquetados para mejoramiento de imagen urbana son inflados al doble de lo que originalmente fue etiquetado.
Detalló que en el caso del parque de Bachilleres, inicialmente se tenía un presupuesto de 1.5 millones de pesos para su rehabilitación y posteriormente se aumentó a tres millones de pesos.
Señaló que otro caso en el cual se podrían estar realizando malas prácticas es en el parque municipal de José María Morelos, donde se habían destinado cinco millones de pesos para realizarle mejoras, sin embargo, les avisaron que el recurso no será aplicado, debido a que no es suficiente para dicho fin, lo cual refleja un posible desvió de recursos.
Es así como la población morelense demanda mayores apoyos de programa de vivienda, techos y pisos firmes, pero en cambio la presidenta municipal y el diputado local Pedro Pérez prefieren darle prioridad a su mansión ubicada en un pueblo pobre.

Las imágenes de la residencia se han viralizado en redes, en ellas se puede observar que cuenta con alberca, palapas, así como la remodelación de la cocina.