RAFAEL SANTIAGO
GRUPO CANTÓN

CANCÚN.- Mara Hermelinda Lezama, se hunde en la basura y la corrupción, arrastrando en su caída al paraíso turístico llamado Cancún.

Su inexperiencia e innumerables actos ilícitos, resumen las peores presidencias municipales recientes: la ambición de Remberto Estrada y la ineptitud de Paul Carrillo.

En las “benditas redes sociales”, los ciudadanos cancunenses la “tunden” a diario, debido a su incapacidad para resolver el problema de la basura y solapar las extorsiones que diariamente comenten los agentes de tránsito.

Hace unos días hubo un caso muy difundido, en el que se mostraba fehacientemente la extorsión que hacía un “trancho” a un turista en la Zona Hotelera. El supuesto castigo del Ayuntamiento fue suspenderlo y la fiesta de extorsiones continúa en todo el municipio.

Lo único que no abandona son sus aspiraciones políticas, no pierde sus esperanzas de continuar como presidenta, reeligiéndose para el siguiente año y posteriormente lanzarse a por la grande, haciendo caso a los que le cantan al oído de que ella debe ser gobernadora.

Y en ese sentido, Hermelinda Lezama volvió a causar polémica por sostener el pasado 28 de julio, en las instalaciones de la presidencia municipal, una reunión con la secretaria de organización del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Morena, Yeidckol Polevnsky, a quien en su mismo partido la acusan de desvío de recursos.

Esta reunión generó muchos comentarios entre la clase política y los mismos ciudadanos, ya que consideran que las arcas del Ayuntamiento de Benito Juárez, está saliendo presupuesto para amarrar candidaturas, rompiendo con las reglas de la 4T de no mentir, no robar y no traicionar.

CANCÚN DE VERGÜENZA
A diario se le cuestiona a Hermelinda por su complacencia con la empresa recolectora de desechos, debido a que muchas regiones están inundadas de inmundicias ante el pésimo servicio de limpia en Cancún.

El reguero de basura es notorio en las zonas del centro como en las regiones, donde crecen sin control las manadas de ratas y perros que pululan entre el desperdicio. Y eso que debido a la contingencia sanitaria provocada por el Covid, no se ha generado tantos desechos, reduciéndose a unas varias toneladas diarias.

Muchos argumentan que lo que hace Mara Hermelinda no tiene lógica, pero suena metálico. Porque muchos negocios sucios se hacen al amparo de las concesiones millonarias que se hacen. Pero mientras el pueblo se revuelca en la suciedad, llama la atención que ella continuamente realiza viajes en aviones privados para ir de shopping a Estados Unidos. Así que la ciudad puede hundirse en la inmundicia, mientras ella se dedica a los negocios y al disfrute de una vida fifí.

Como cuando se llevó de vacaciones a su familia a Alaska, filtrándose fotos en Facebook de todo ese viaje, mientras que engaño al cabildo, diciendo que se ausentaba para atender los graves problemas de inseguridad en reuniones importantes en la capital del país.

Como en esas fechas se festejaba su cumpleaños, preparó con anticipación una reunión con mujeres de las colonias, que subió a redes sociales mintiendo a todos que se encontraba en su casa, mientras disfrutaba de langostas y vinos caros en barcos que se desplazaban por los fríos mares del lejano norte.

El Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ha dicho que los corruptos se delatan con sus acciones.

Y no son pocas las veces en que se ha denunciado su voracidad por el dinero. Es conocido que Roberto Borge le entregó taxis en el municipio de Playa, mismos que siempre negaba, hasta que, documentos en mano, el actual secretario general del Ayuntamiento, Issac Janix Alanis, le entregó los recibos correspondientes donde aparecía toda la familia. Y por si fuera poco, desde que llegó a la presidencia, compró carros de lujo a su compañero sentimental, el cantante Omar Terrazas García, y lo puso en una sociedad anónima con la que hacen millonarios negocios inmobiliarios al amparo del poder.

La sociedad lleva el nombre de empresa Desarrolladora Cupal S.A.P.I. de C.V. y fue dada de alta en la Notaría Pública Número 62, cuyo titular es Heyden José Cebada Rivas, a quien como pago a sus servicios puso como síndico del Ayuntamiento.

TRANCHOS AL ATAQUE
También hay en las redes sociales una gran cantidad de fotografías y videos posteados de agentes de Tránsito, que ya desde lugares estratégicos, se dedican a extorsionar con cualquier pretexto a ciudadanos.

Varios de ellos, en el anonimato, han declarado que cumplen órdenes para recolectar dinero y que por ello, cualquier acto ilícito no generará ninguna investigación ni se procederá contra ningún “mordelón”.

Cualquier pretexto es bueno. Y con la nueva ley de la obligatoriedad de usar tapabocas, que les permite un filón de oro para aumentar su “cuota” mínima que era de mil pesos, según reportan los afectados.

A todos quieren multar, la voracidad del Ayuntamiento se sintetiza en que quiere dinero y más dinero a costillas del pueblo.

La Impunidad es tal que cualquiera puede ver que a las combis y taxis los dejan hacer lo que quieran, siempre que se “mochen”.

El que no pague, será llevado al Centro de Retención Municipal, conocido como “El Torito” donde podrían pasar hasta 36 horas.

El dinero es el eje en el que gira la administración municipal de Hermelinda.

Lo mismo hizo con el alcoholímetro, que si tienes unos 14 mil pesos puedes andar de borracho y no pasa nada.

 

 

 

La ley de derechos de autor prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de QUINTANA ROO HOY sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.