JESÚS VÁZQUEZ
GRUPO CANTÓN

CANCÚN.- El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) buscará que el Puente Nichupté –próximo a licitarse– tenga subsidio federal para que el costo del peaje sea más accesible para los automovilistas de Cancún que diariamente circulan por la zona hotelera.

Así lo dio a conocer Rogelio Jiménez Pons, director del Fondo, quien dijo que están apoyando las gestiones que el gobierno del estado está realizando para que a la brevedad se lance el concurso internacional para la construcción de esta infraestructura que busca despresurizar el tráfico vehicular del bulevar Kukulcán, en la zona hotelera de Cancún.

La obra se licitará bajo la figura de asociación-público privada (APP) con una inversión privada estimada de 4,500 millones de pesos.

Jiménez Pons expuso que el gobierno federal no tiene dinero para aportar financiamiento a la obra, pero sí buscarán algún mecanismo mediante algún programa federal para que el costo del peaje sea lo más accesible posible para los automovilistas.

El puente atravesará la laguna Nichupté, saliendo desde un punto a la altura del distribuidor vial del bulevar Colosio hasta Plaza Kukulcán a la altura del kilómetro 13 de la zona hotelera de Cancún, con una extensión de 8.4 kilómetros.

Dicha infraestructura tiene como fin aliviar el tráfico vehicular en la zona hotelera, la cual sólo tiene cuatro carriles y en horas pico se vuelve intransitable.

Ante esta situación, desde el arranque de la administración del gobernador Carlos Joaquín González, el proyecto ha sido considerado como prioritario y se han invertido esfuerzos importantes en poder diseñar un esquema que permita al inversionista recuperar su dinero mediante el cobro de peaje.

PRESENTAN PROPUESTA
La firma mexicana Controladora de Operaciones de Infraestructura presentó una propuesta no solicitada a la Agencia de Proyectos Estratégicos de Quintana Roo (Agepro) para tener ventaja en el proceso de licitación que en las próximas semanas lanzará el gobierno del estado.

Antonio Ortiz Jasso, director de la Agepro, comentó en entrevista previa con El Economista, que el puente es una obra que no sólo es rentable para las empresas interesadas en construirla, porque se cobrará peaje a los usuarios, sino que además tiene alta rentabilidad social, ya que además de dar una solución al tráfico vehicular del bulevar Kukulcán favorecerá el transporte público de los miles de trabajadores hoteleros de Cancún y será una vía para transporte alterno como las bicicletas.

En enero de 2020, el titular de la SHCP, Arturo Herrera Gutiérrez, realizó una visita a Cancún y dijo que le habían bastado 24 horas para dimensionar lo necesario que es para el destino la construcción del puente Nichupté.