Coparmex en suspenso

El presidente de la Confederación exigió a Capella la aplicación de estrategias para combatir la delincuencia

27

CRISTINA ESCUDERO
GRUPO CANTÓN

CANCÚN.- José Luis Mingüer Alcocer, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Capítulo Chetumal, afirmó que hay preocupación por la situación que está atravesando el estado no sólo por la pandemia sino por el incremento de la inseguridad, por lo que exige al secretario de Seguridad Pública, Alberto Capella la aplicación de nuevas estrategias porque “las que tiene no han funcionado”.

El dirigente de la Coparmex reconoció que no fue invitado a la reunión que tuvieron líderes empresariales con el secretario de Seguridad Pública, Alberto Capella porque ésta fue organizada por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Chetumal en el Subcentro C5 de Othón P. Blanco, y él no pertenece a dicho consejo.

Sin embargo, de haber asistido dijo que sí le hubiera cuestionado personalmente la falta de acciones para evitar el incremento en la inseguridad, ya que para ellos ha sido un duro golpe no solo la crisis por la pandemia, sino el robo a los negocios e incluso a los que están cerrados pero que tienen cosas en su interior.

“Yo sí quería cuestionarle esa situación porque es preocupante la inseguridad y ahora que estamos regresando a las actividades normales, veremos el tamaño del daño”, dijo José Luis Mingüer para Quintana Roo Hoy.

No sólo nosotros -comentó- vivimos el problema, también la Zona Norte están desprotegidos, se han dado muchos despidos de empleados y los delitos han crecido, por eso se deben mejorar las estrategias, por el bien de todos.

Por otro lado, dijo que la Coparmex solicita al gobierno estatal que se promueva la inversión, que haya certeza jurídica para que vengan más inversionistas al estado y no se les abandone.

Por su parte, Juan Jaime Mingüer Cerón, presidente de la Canaco Servytur Chetumal-Tulum, también se manifestó contra la falta de seguridad en la zona sur, pues asegura que antes se registraban dos robos a la semana a negocios y ahora son dos al día.