Julián Ramírez, uno de los perjudicados, menciona que la Comisión ejecutiva de Víctimas de Q. Roo los dejó plantados, durante la toma de declaraciones en la Fiscalía

Tras una semana del ataque contra manifestantes, las autoridades defensoras de los afectados no han dado la cara

CRISTINA ESCUERO
GRUPO CANTÓN

CANCÚN. Ayer se cumplió una semana de la represión en contra de colectivos feministas que se manifestaron en la explanada del Palacio Municipal de Cancún y no se ha castigado a los policías que violentaron sexualmente a varias mujeres; mucho menos se ha hecho justicia por Alexis, lo cual deja de nuevo en evidencia que las autoridades responsables sólo se quedan en el discurso y no en las acciones.
Julián Ramírez, catedrático del Colegio Kukulkán y quien fuera severamente golpeado por los policías durante la manifestación del pasado 9 de noviembre, aseguró que hasta el viernes pasado las autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE) les habían pospuesto en tres ocasiones las citas y que no le han permitido declarar a una de las víctimas.
El viernes 13 -acusó- la Comisión ejecutiva de víctimas de Quintana Roo, nos dejó plantados, sin el defensor que se habían comprometido a enviar, nos dejaron a solas en la Fiscalía con un grupo de policías de los que nos reprimieron en la misma sala. Nos dejaron esperando dos horas para decirnos que teníamos que esperar 8 turnos con los policías que nos dispararon ahí.
Por esa situación tuvieron que retirarse del lugar, pero una de las jóvenes violentadas sexualmente estaba sumamente molesta, “este es el problema, su sistema de justicia es una vergüenza y genera la impunidad asesina en este estado”.
Ayer las autoridades de la Fiscalía salieron al pasado, asegurando que ya habían detenido a dos personas que supuestamente tenían en su poder el teléfono de la joven Alexis, quien fue víctima de feminicidio, sin embargo, ya nadie confía en sus “avances de la investigación”, pues recientemente dieron a conocer la detención de tres sujetos presuntamente implicados en el crimen, pero esto resultó falso y en realidad fueron utilizados como “chivos expiatorios”.
Pese a la manifestación del lunes 9 de noviembre, ni el gobierno estatal, ni el municipal han hecho caso a las demandas de la Red Feminista Quintanarroense, que cuenta con más de 20 colectivos, que luchan para que el sistema de seguridad mejore y que las mujeres dejen de ser asesinadas y ultrajadas.
Estas voces no pueden seguir siendo ignoradas, es por eso que se avecinan más manifestaciones para que el gobernador Carlos Joaquín, trabaje para proteger a las mujeres, porque no se debe olvidar que el estado se encuentra en el primer lugar del delito de violación y también en el de trata de personas, donde la mayoría de las víctimas son menores de edad, mientras que en feminicidios se ubicaba en el número 16 con un 0.82%, sin embargo en la FGE siguen reconociendo sólo 12 feminicidios, cuando las cifras reales ya llegan a 51.
En mujeres víctimas de homicidio doloso Quintana Roo se encuentra en el lugar 8 con 36 debajo de Sonora que tiene 39, mientras que en mujeres víctimas de secuestro por cada 100 mil el estado está en el noveno lugar con 0.23% solo por debajo de sonora con 0.26%.
Las denuncias por posibles delitos de violencia sexual (abusos, violaciones, acoso, entre otros), se dispararon en Quintana Roo más del 100% y en el caso del delito de corrupción de menores, el estado se ubica en el octavo lugar.
Por presuntas víctimas de lesiones dolosas por cada 100 mil mujeres, Q. Roo está en el lugar 15 con 49.3% y en víctimas de lesiones culposas el estado se ubica en el quinto con un 20.1%.