Desde París se presentó el concept car DS X E-Tense, este deportivo triplaza, fusión de un descapotable y un cupé, destaca por su atrevido diseño pero también por la potencia de su motor eléctrico que, según el concepto original, alcanzaría los 1.000 kW (1.360 CV). En la práctica, este prototipo equipa el chasis y el motor de un Formula E con 200 kW de potencia (272 CV).

De acuerdo a las especificaciones de DS Automobiles, el X E-Tense sería un bestia con motor eléctrico y tracción delantera con 1.360 CV. Su suspensión sería la misma que se usa en la Fórmula E, mientras que el chasis sería fabricado en fibra de carbono.

Diseño asimétrico

Su extraño diseño asimétrico haría que el conductor tenga una cabina separada del lado izquierdo, la cual estaría al aire libre y sólo contaría con un parabrisas angular en la parte frontal. Del lado derecho tendríamos capacidad para dos pasajeros en formato tándem, esto dentro de una cabina que se descubriría tras una puerta con mecanismo de ala de gaviota.

Este ejercicio de diseño nos da a entender cómo sería, según los gustos del fabricante galo, su coche “de ensueño” para el año 2035.

A diferencia de la cabina del conductor, la cabina de pasajeros estaría completamente cubierta con cristal panorámico, que permitiría ver toda la acción de la velocidad.

Cabina del conductor

Según DS, el X E-Tense contaría con dos modos de conducción: el de “potencia máxima” con 540 CV, y el modo “circuito” que ofrecerá toda su potencia de 1.360 CV. Por el momento no hay detalles del motor, aceleración o velocidad máxima.

DS también asegura que su coche estrenaría una “nueva tecnología” que haría que el X E-Tense “fuese capaz de recuperar su forma original después de un impacto”. Si esto es cierto, estaríamos ante una tecnología revolucionaría, pero por el momento no hay más información.

Siguiendo con el diseño, el DS X E-Tense integraría unas luces exteriores en formato “cortina de velo de luz”, las cuales se extienden como telarañas a través del diseño asimétrico de la parte delantera y trasera del coche.

Aún no está claro cuándo saldrá al mercado y cuál será su precio, ya que DS sólo ha mencionado que la idea es que llegue en algún momento de 2035, cuando la tecnología esté lo suficientemente madura. Así que por el momento sólo nos queda poder ver este primer prototipo que nació como concepto hace un año.