Conoce los 11 mitos de fertilidad escuchados a menudo por los médicos

Contrario a la creencia popular, la fertilidad masculina es finita. Al igual que la fertilidad femenina, la fertilidad masculina disminuye con la edad, especialmente después de los 40 años.

12

Por Dra. Angeline Beltsos.- Muchas parejas pasan años tratando de no quedar embarazadas, por lo que es de entender que podrían tener algunos problemas cuando deciden tener un hijo.

Al igual que cuando tú te conviertes en padre, no existe un manual escrito sobre cómo quedar embarazada.

Una de cada seis parejas enfrenta obstáculos de infertilidad para la paternidad.

La infertilidad no discrimina.

Vemos pacientes de todas las edades, origen étnico y antecedentes.

Son inteligentes, trabajan arduamente y están determinados a tener una familia.

Sin embargo, muchos no entienden su fertilidad personal y los factores que afectan su potencial de fertilidad.

Durante la Semana Nacional de Concientización sobre la Fertilidad, concentramos nuestros esfuerzos en ayudar a aquellos esperanzados en tener una familia.

Mientras más conozcan los hombres y las mujeres sobre las realidades de la fertilidad, más efectivamente podrán tener un bebé, a menudo sin nuestra ayuda.

Estos son los conceptos erróneos más comunes que escuchamos en las citas con los pacientes.

1. ‘Él no tiene ningún problema de fertilidad; él ya es padre’

Contrario a la creencia popular, la fertilidad masculina es finita.

Al igual que la fertilidad femenina, la fertilidad masculina disminuye con la edad, especialmente después de los 40 años.

Los investigadores han encontrado un vínculo directo entre la edad del padre y un mayor riesgo de autismo y esquizofrenia.

Los hombres transmiten hasta cuatro veces más mutaciones genéticas en comparación con las madres.

Conforme el hombre envejece, la concentración de semen saludable y móvil, y la cantidad general de semen disminuye.

2. ‘Todas las mujeres en mi familia tuvieron más bebés a los 40 años, así que estoy bien’

Aunque se toma en cuenta el historial de fertilidad de la familia durante el tratamiento, no puede mejorar ni obstaculizar el potencial de fertilidad.

Los embarazos anteriores exitosos tampoco significan una ruta de concepción libre de obstáculos.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, el 11% de las parejas experimentan infertilidad secundaria, la cual es definida como una pareja que tiene un hijo pero que no puede concebir de nuevo después de un año. Una vez una mujer llega a los 40 años, existe menos del 5% de probabilidad (PDF) que ella quede embarazada en cualquier mes determinado (comparado con el 20% a los 30 años).

3. ‘Fumo, pero no tengo que dejar de fumar hasta que quede embarazada’

La Sociedad Americana de Medicina Reproductiva estima que más del 13% de diagnósticos de infertilidad femenina se deben al hábito de fumar.

Créase o no, fumar tan solo cinco cigarrillos al día ha sido asociado con menores tasas de fertilidad tanto en los hombres como en las mujeres.

4. ‘Tenemos relaciones sexuales dentro de las 24 horas después de la ovulación’

Después que ha terminado la ovulación, quedar embarazada es imposible.

La ovulación -cuando un óvulo cae del ovario en las trompas de Falopio- ocurre una vez al mes, más o menos de siete a diez días antes del período de una mujer.

Para producirse el embarazo, el esperma debe introducirse a un óvulo durante este período de uno a dos días.

Para aumentar tus posibilidades, ten relaciones sexuales antes y durante la ovulación, ya que el esperma puede sobrevivir en el tracto reproductivo durante tres días.

Si los ciclos menstruales de una mujer son irregulares, visita a un especialista para analizar la ovulación.

Los trastornos de ovulación son los diagnósticos de infertilidad más comunes entre las mujeres.

5. ‘No me tengo que preocupar sobre mis óvulos hasta que tenga 40 años’

Al nacer, una mujer tiene 7 millones de óvulos, los cuales se reducen hasta 400.000 al inicio de la pubertad.

Durante el tiempo de vida de una mujer, aproximadamente de 400 a 500 óvulos serán liberados.

A medida que una mujer envejece, la reserva ovárica disminuye.

El suministro de óvulos de una mujer se reduce rápidamente al final de los 20 años de edad; luego, otra vez a los 30 y luego más notablemente después de los 35 años de edad.

6. ‘Hago yoga y ejercicio. Estoy en muy buena forma. La edad no afectará mi fertilidad’

Un cuerpo y una mente saludable pueden estimular la fertilidad, pero no puede invertir la edad de los ovarios y del semen. Tanto para hombres como mujeres, la edad es un componente fundamental del potencial de fertilidad.

7. ‘Sé que podríamos llegar a perder peso, pero…’

Cuando los hombres o las mujeres tienen peso extra, ocurren cambios hormonales en el cuerpo que pueden afectar la ovulación y la producción de semen. La gran noticia es que las parejas pueden unirse para perder peso, volverse activos y aumentar su fertilidad.

Aunque se ha estimado que el 70% de las mujeres con infertilidad también son obesas, el perder tan siquiera 5% del peso corporal puede aumentar la fertilidad en los hombres y las mujeres.

8. ‘Solo las mujeres necesitan tomar suplementos antes de un embarazo’

Hace mucho que se sabe que las mujeres deben tomar ácido fólico para prevenir ciertos defectos de nacimiento, pero ahora se sabe que el ácido fólico es suplemento importante en la fertilidad masculina.

Los investigadores de la Universidad de California, Berkeley, encontró que los hombres tienen una mayor tasa de anomalías cromosómicas en sus espermas cuando sus dietas eran bajas en ácido fólico. También se ha encontrado que la coenzima Q10 puede incrementar el conteo total y la movilidad del esperma, y la vitamina E puede mejorar el conteo bajo de espermas.

9. ‘Las ETS (enfermedades de transmisión sexual) afectan mi salud, pero no afectan el intento de tener un bebé’

Tanto para hombres como mujeres, las enfermedades de transmisión sexual pueden afectar la capacidad de tener hijos. Las ETS pueden causar cicatrizaciones y bloqueos de las estructuras reproductivas masculinas. Si las ETS no reciben tratamiento en las mujeres, pueden conducir a un episodio de una enfermedad inflamatoria pélvica, que es una de las causas principales de la infertilidad.

10. ‘No importa cuánto café beba’

Créase o no, ese venti de Starbucks podría estarte perjudicando. Un estudio encontró que “las mujeres que consumían más que el equivalente de una taza de café al día tenían la mitad de probabilidades de quedar embarazadas, por ciclo, que las mujeres que bebían menos café”.

La cafeína puede disminuir la fertilidad, así que asegúrate de limitar el consumo. Es mejor optar por café descafeinado o semi descafeinado y recuerda que hay cafeína en el té, las bebidas de cola y el chocolate.

11. ‘Tenemos relaciones sexuales todos los días para quedar embarazada más rápido’

Tener relaciones sexuales todos los días aumenta solo ligeramente el embarazo, en comparación con tener relaciones sexuales cada dos días, según un estudio en el New England Journal of Medicine. Si un hombre tiene un conteo normal de espermatozoides, la concentración de espermatozoides no disminuye durante las relaciones sexuales todos los días.

Con información de CNN