Leptospirosis canina

2

La leptospirosis es una enfermedad causada por la infección de la bacteria Leptospira, también conocida como tifus del perro que adquieren cuando esta penetra en la piel y se extiende a través del cuerpo por medio del torrente sanguíneo.
Hay cuatro especies diferentes de la bacteria Leptospira que pueden infectar a los perros: leptospira Grippotyphosa; leptospira Icterohemorrhagiae; leptospira Pomona y leptospira Canicola.
Pero las más conocidas son la leptospira Grippotyphosa y la leptospira Pomona. Esta bacteria tiene la forma de tirabuzón y se infiltra en el cuerpo del perro excavando a través de su piel. El contagio ocurre cuando la bacteria penetra en el cuerpo del perro por la mucosa bucal, nasal o conjuntiva o por una herida que tenga el animal.
La leptospirosis se extiende por todo el cuerpo a través del torrente sanguíneo y se reproduce en el hígado, riñones, sistema nervioso central, ojos y sistema reproductivo del perro.
A medida que la leptospirosis canina afecta a los órganos, depende del sistema inmunológico del perro y su capacidad para erradicar la infección por completo. Cuando la leptospirosis se reproduce en los riñones esta produce infección de orina en los perros.
La leptopirosis es una bacteria zoonótica, lo que significa que puede trasmitir la infección entre animales y humanos. Los niños tienen mayor riesgo de ser infectados por la bacteria si tienen contacto con animales infectados.

Síntomas:
– Dolor y rigidez en los músculos.
– Renuncia a moverse.
– Temblores
– Tos.
– Depresión
– Falta de apetito.
– Bebe mucha agua y orina mucho.
– Deshidratación.
– Vómito y diarreas con sangre
– Flujo vaginal con sangre.
– Pequeñas manchas moradas o rojas en las encías.
– La piel o los ojos amarillentos, Síntomas anémicos.
– Dificultar para respirar, respiración rápida y pulso irregular.
– Hinchazón leve de los ganglios linfáticos.
– Aliento con olor a orina.

Causas: La infección por leptospira se produce principalmente en ambientes subtropicales, tropicales y húmedos. La leptospira es más frecuente en zonas pantanosas contaminadas o aguas contaminadas.

Tratamiento: Los perros graves con leptospirosis canina deben ser hospitalizados de urgencia. Una terapia de fluidos será el tratamiento principal, con el fin de deshacer los efectos de la deshidratación.
Actualmente existe una vacuna contra la leptospirosis canina. Tu veterinario te podrá asesorar.

Recomendaciones:
– Asegurarse de inspeccionar la perrera o jaulas antes de introducir a tu perro en una.
– Si tu perro está infectado debes mantenerlo aislado.