Síguenos

¿Qué estás buscando?

Salud

Mortal, tratar COVID-19 con dióxido de cloro

El dióxido de cloro es una sustancia tóxica y puede llevar a la muerte, así lo afirma la Cofepris quien ya se ha pronunciado contra su uso y de hecho está abierta a recibir denuncias sobre su venta o distribución porque es peligrosos para la salud, señaló el doctor Trebor Solrak, biólogo genético y molecular del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del IPN (Cinvestav).

El dióxido de cloro es un gas de color amarillo o amarillo-rojizo utilizado como blanqueador en la fabricación de papel y en el proceso de tratamiento de agua. Al entrar en contacto con el agua reacciona para formar iones clorito. Ambas sustancias químicas son altamente reactivas y al ser ingeridas pueden provocar irritación de la boca, el esófago y el estómago, se pueden presentar náuseas, vómito y diarrea, además de trastornos cardiovasculares y renales. -Cofepris

En entrevista con medios, Enrique Hernández Alcázar, dijo creer que por el miedo que la pandemia de COVID-19 causa en la población, hay gente dispuesta a creer cuando le dicen que una sustancia los puede curar, pero reiteró que esta sustancia industrial que se usa principalmente para la desinfección de superficies “no se ha comprobado en ningún sentido que tenga un beneficio para la salud en ningún aspecto de ninguna enfermedad y mucho menos con la COVID-19”.

Señaló que se lo han contactado personas que fueron tratadas con dióxido de cloro y además de no recibir beneficio alguno, han sufrido efectos adversos por su consumo. Agregó que colegas gastroenterólogos ya han comenzado a recibir a pacientes con quemaduras químicas como esofagitis o gastritis erosivas por el consumo de esa sustancia y de clorito de sodio, que son igual de dañinos.

Te Puede interesar: Familia de paciente con Covid-19 pide que le administren dióxido de cloro

El doctor Solrak lamentó que estas dos sustancias están siendo recomendadas por médicos con cédula, algo absurdo cuando ninguna autoridad sanitaria lo ha autorizado, por lo que recomendó a quienes las consuman que suspendan su uso y acudan a un profesional que realmente sepa lo que les están dando.

Finalmente, el doctor Trebor Solrak recordó que se puede denunciar a estos médicos que recomiendan dióxido de cloro o clorito de sodio ante la Conamed, mientras que las denuncias para los no médicos se pueden hacer ante la Cofepris, ya que ambas cuentan con páginas electrónicas para recibir estas denuncias.

Con información de Cofepris / W Radio

Advertisement. Scroll to continue reading.

Te puede interesar

Advertisement