Síguenos

¿Qué estás buscando?

25 septiembre, 2021

Sin Categoría

Alto colesterol no es un juego; conlleva riesgo de infarto

CIUDAD DE MÉXICO.

La hipercolesterolemia familiar, trastorno genético que provoca niveles de colesterol muy altos, es un factor de alto riesgo de infartos a muy temprana edad, y en México urge concientizar tanto a médicos como a la población porque muchas veces los síntomas de esa enfermedad son confundidos con los de otros padecimientos.

“Se manifiesta por lesiones en la piel; el primer síntoma es la aparición de lesiones en codos, rodillas y manos, por lo que se confunde con cuestiones dermatológicas”, explicó Alberto Aguilar Salinas, director de Nutrición del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”.

En entrevista con Notimex, explicó que aunque la hipercolesterolemia familiar es fácilmente detectable, tratable y prevenible, muchas veces los pacientes viven con ese mal sin saberlo, o aunque los hayan diagnosticado no le dan la importancia debida hasta que presentan complicaciones.

Por ello, en el marco de la III Cumbre Latinoamericana de Colesterol en México, el especialista, quien ha dedicado gran parte de su carrera a la investigación clínica en enfermedades metabólicas, como la diabetes mellitus y la dislipidemias, enfatizó la importancia de concientizar a los médicos de primer contacto que no conocen dicha enfermedad.

La hipercolesterolemia es el aumento de la cantidad normal de colesterol en la sangre, y la hipercolesterolemia familiar, aclaró, es el trastorno genético trasmisible de padres a hijos que puede causar infartos a partir de los 40 años de edad.

Aguilar Salinas destacó que el diagnóstico de esa enfermedad se puede realizar desde la sangre del cordón, lo que permite tratar al niño afectado desde una edad muy temprana y así nivelar su colesterol.

“Si se comienza el tratamiento a los ocho años de edad y se sigue por 20 años más, las arterias de esos niños serán iguales a las de las personas sanas, (sin embargo), si nos esperamos a que el niño llegue a los 28 años, el tratamiento va a tener mucha menor eficacia porque ya las arterias han sufrido daños”, detalló.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

En México, cada año mueren más de 100 mil personas a causa de enfermedades cardiovasculares, por lo que, hace dos años comenzó la iniciativa del Registro Mexicano Hipercolesterolemia Familiar, donde hasta el momento están inscritas 800 personas.

Aunque actualmente sólo se hace el registro de adultos con el padecimiento, la idea, explicó Aguilar Salinas, es estudiar a la siguiente generación de las familias para tener a mediano plazo un registro de niños con hipercolesterolemia familiar.

El doctor recomendó a las personas mayores de 20 años de edad realizarse pruebas de colesterol, y en caso de tener antecedentes familiares de niveles elevados o infartos hacerlo antes, pues “las formas genéticas de hipercolesterolemia son las que tienen mayor riesgo y son las que se tienen que detectar lo antes posible”.

 

 

vía excelsior.

Te puede interesar

Advertisement