Síguenos

¿Qué estás buscando?

12 abril, 2024

Lázaro Cárdenas

Llaman a detonar el ecoturismo

LÁZARO CÁRDENAS.-  Representantes ejidales, dirigen una propuesta para los tres niveles de gobierno para financiar y promover la creación de un corredor ecoturístico para que el turismo europeo que recorra cada uno de los recónditos puntos del municipio de Lázaro Cárdenas a fin de consolidar la economía de esta zona.

El comisariado ejidal de El Cedral, Aurelio Requena, dijo que este año van a aprovechar las gestiones que les han ofrecido tanto a nivel nacional como local, “eso nos hace falta que nos apoyen en la gestión y se beneficien ejidos como Pacchen, Tres Reyes, Naranjal, Solferino, San Ángel, Kantunilkín, Agua Azul, Delirios, Tres Marías, estos tres últimos colindantes con el municipio de Puerto Morelos, cuya explotación se encuentra en su apogeo.

“Muchos ejidatarios están haciendo su esfuerzo, y tienen la esperanza de que se detone este corredor ecoturístico y que permita la creación de fuentes de empleo que tanta falta hace en las comunidades”, explicó el representante ejidal.

Sobre su proyecto, dijo que se encuentra en el entronque de la autopista Playa del Carmen a su comunidad, El Cedral. “Esto es bueno para nosotros y nos vamos a desaprovecharlo ya que tenemos un avance con la conformación del comité de promoción”, agregó.

El comisariado ejidal dijo que este proyecto surge como idea de los ejidatarios que pretenden diversificar su economía tomando en cuenta que la producción agrícola y otras fuentes de empleo son nulas en la zona aunque ahora se suman los ejidos de Naranjal, Nuevo Xcan y Kantunilkín con el fin de ofrecer una diversidad de sitios ecoturístico para los extranjeros que aman la naturaleza.

A 30 kilómetros, hacia el norte de Kantunilkín sobre la carretera Ideal-Chiquilá se encuentra la comunidad Solferino, un pueblo que esconde entre sus selvas una maravilla natural llamada “El Corchal”, un atractivo que se promociona en varios tianguis turísticos que se llevan a cabo en diversos países.

El responsable y ejidatario, José “Pepe” Quintal, informó que Solferino formó parte de la caravana de “paraísos indígenas” de Quintana Roo y por esa razón un par de años en el Tianguis Turístico en Acapulco, se resaltó el nombre no sólo de la comunidad sino también del municipio, ya que fue la única población participante en aquel entonces.

Explicó que “El Corchal” es un paraíso escondido entre la selva que atrae a los turistas americanos y canadienses, puesto que ya se va posicionando esta localidad ecoturística entre los ojos del mundo debido a la belleza que aporta y el contacto con la naturaleza que los visitantes pueden experimentar.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

Dijo que este proyecto nace como un sueño de la familia Quintal Olivar y ha llevado muchos años hasta que se ha logrado concretarse y ya es reconocida a nivel mundial, no sólo por su potencial turístico, sino por la manera de cuidar el medio ambiente y porque los visitantes pueden convivir con la naturaleza.

 

EL CORCHAL
El Corchal es un ecosistema diferente, literalmente es una selva que flota y vivir esta experiencia es totalmente maravilloso, está al alcance de todos al llegar a la población de Solferino de donde se parte a bordo de unidades motoras conocidas como buggies hasta el campamento y de ahí se hace una caminata de 699 metros hasta llegar en la sabana donde se abordan las canoas y kayaks.

Este sitio tiene alrededor de 45 mil metros cuadrados, es un pequeño paraíso que ya está a nivel mundial, debido a los visitantes extranjeros que se llevan fotografías y una incomparable experiencia, que se trasmite a más personas y éstas llegan buscando esa oportunidad de conocer este pedacito de cielo.

Durante la caminata bajo la selva, los turistas pueden apreciar la flora y la fauna y si corren con suerte pueden visualizar pavos de monte, monos araña, cocodrilos en la sabana, venados, tigrillos, entre otras especies que forman parte de este paraíso escondido entre la selva.

El Corchal tiene una conformación de árboles de la familia de las anonáceas (guanábanas, zaramullo, anona), que era utilizado por los pescadores antiguos, árboles a los que se les extraían las raíces y se le perforaba para hacer los flotadores de las redes de pescar y gracias a que ahora hay flotadores artificiales, se ha podido conservar esta maravilla, para que ahora forme parte de esa increíble naturaleza que también entraría en los planes del corredor ecoturístico de Lázaro Cárdenas.

 

Por Luis Méndez/Grupo Cantón

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

Te puede interesar

Advertisement