Síguenos

¿Qué estás buscando?

25 abril, 2024

Astillero

La Guardia Nacional, va

• Arreglos con “opositores”
• Espiral de criminalidad
• 15 años presos, sin culpa

Al gobierno federal le urge la protocolización legislativa de la Guardia Nacional. Aun cuando en los hechos se mantiene una red de vigilancia y acción militar similar a la aplicada por administraciones anteriores, por ejemplo, las de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, el nuevo gobierno federal está enfrentando una espiral ascendente de violencia criminal en varias partes del país, sin que hasta ahora Palacio Nacional pueda apretar el puño con licencia constitucional.

Esa espiral ascendente puede tener su origen en la natural inercia de descomposición institucional que obviamente no podrá frenarse o corregirse sustancialmente en unos cuantos meses de nuevo gobierno.

También puede provenir de la taimada lectura de jefes del crimen organizado que estén aprovechando el descontrol o la discontinuidad propias del paso de una administración federal a otra, más si la recién entrada es de un signo distinto a las anteriores y con otro enfoque de los problemas. Y, desde luego, el incremento de los índices de criminalidad puede contar con el incentivo de factores de poder, desplazados o en vías de desplazamiento, que así busquen boicotear las expectativas morenistas.

Pero una fotografía colocada en Twitter en mediodía dominical, dio cuenta de la avanzada expectativa del obradorismo en cuanto a alcanzar prontos acuerdos entre bancadas legislativas que permitan la aprobación de dicha Guardia Nacional. El jefe político del senado, Ricardo Monreal, dialogando con la priista Claudia Ruiz Massieu Salinas de Gortari, el panista Mauricio Kuri, el dueño de Movimiento Ciudadano que es Dante Delgado y un “apartidista”, llegado a nombre del Partido Acción Nacional, pero ahora “coordinador” de la bancada perredista, Miguel Ángel Mancera.

Se habló de que estos coordinadores de oposición tendrán que presentar una propuesta por escrito para tratar de destrabar el proceso legislativo que requiere de mayoría calificada para aprobar reformas constitucionales, suma aritmética que, sin duda alguna, Morena no alcanza con sus aliados estables, por lo cual requiere el apoyo numérico de las bancadas menos pequeñas.

Es decir, del PAN que sigue jugando a ser la única oposición constante al obradorismo, del PRD que cada vez se hace más pequeño e intrascendente o el PRI que está apostando a colaborar negociadamente con Morena.

En otra pista del espectáculo, el PAN se aferra a la bandera de las estancias infantiles, y sostiene que luchará en las cámaras y en las calles en defensa de dichos establecimientos cuyo funcionamiento ha sido trastocado por la decisión presidencial de entregar dinero a los padres de familia para que ellos mismos decidan si lo entregan a la estancia de su gusto o lo manejan a discreción.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

En ese esquema de “lucha” panista se inscribe la reciente renuncia de Clara Torres, quien ocupaba de manera informal la dirección de estancias en la Secretaría del Bienestar.

En tanto, protestan en Coatzacoalcos por el desbordamiento de la violencia, al igual que en Morelos. En Iztapalapa son ejecutadas seis personas. En Guerrero liberan a dos activistas sociales que habían sido secuestrados y en Morelos liberan a tres de seis indígenas encarcelados durante quince años sin culpa comprobada y con un proceso amañado. ¡Quince años presos! ¿Quién responderá y pagará, en términos judiciales y económicos, por esa terrible injusticia?

El caso guerrerense merece explicaciones que no están dando los gobiernos federal y estatal. El gobernador Héctor Astudillo adjudicó la “ubicación” de Obtilia Eugenio Manuel e Hilario Cornelio Castro a fuerzas armadas y civiles, aunque el esposo de Obtilia aseguró que a él los secuestradores lo citaron en solitario en la comunidad Tierra Colorada, donde encontró a su cónyuge y a Hilario.

La señora Eugenio Manuel preside la Organización del Pueblo Indígena Me’phaa (OPIM) y junto con Hilario Cornelio habían desaparecido el pasado martes, cuando viajaban en una unidad de transporte colectivo tratando de huir de las amenazas de muerte a causa de sus labores comunitarias que han afectado a fuertes intereses locales.

Las presiones nacionales e internacionales parecen haber orillado a los captores a deshacerse de sus rehenes, pero es obligatorio que el gobernador Astudillo y las autoridades federales esclarezcan los hechos y eviten que esos secuestradores por razones políticas se mantengan en la impunidad y reincidan en el ataque a líderes sociales de la región.

Astillas: ha dicho el presidente López Obrador que en su propio gobierno hay quienes no entienden que las cosas cambiaron. Claudia Sheinbaum y Vicente Fox tuvieron intercambio twitero referido a la violencia en la Ciudad de México, donde el asesinato de seis personas en Iztapalapa, en la madrugada de este domingo, es un signo más de las pugnas entre grupos delictivos que se pelean las “plazas” capitalinas.

Recuérdese que el sábado por la noche hubo cinco personas alcanzadas por disparos de arma de fuego en una colonia de Culhuacán, en la misma alcaldía… Mientras en Hermosillo han asesinado al locutor Reynaldo López y han dejado herido de gravedad a un ex corresponsal de Televisa en esa capital norteña.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

Te puede interesar

Advertisement