Síguenos

¿Qué estás buscando?

22 febrero, 2024

Lázaro Cárdenas

Jóvenes mayas pedalean por fe desde Lázaro Cárdenas a CDMX y de regreso

LÁZARO CÁRDENAS.- A pesar del cansancio, la sed y el hambre, los jóvenes mayas Adolfo, Adrián, Hilario, Jhony Adrián, René y Daniel, del poblado de San Martiniano del municipio de Lázaro Cárdenas, cumplieron su promesa…recorrer en bicicleta tres mil 156 kilómetros desde su casa a la Ciudad de México, ida y vuelta, para visitar en la Basílica a la virgen de Guadalupe.

Los jóvenes, de 16 a 24 años que se dedican a las labores del campo, salieron de San Martiniano el cuatro de noviembre por la mañana con rumbo a la capital del país con un solo objetivo: cumplir la promesa de cada año a la morenita del Tepeyac y agradecer el bienestar de sus familias.

Con escaso dinero en la bolsa, ya que uno solo llevó 500 pesos para el recorrido, otro mil 500 y el que más ahorró para la travesía juntó cuatro mil pesos, los seis jóvenes pedalearon por espacios de 12 a 15 horas para llegar en 20 días a la Ciudad de México.

Aunque en la ida, el dinero les ayudó a comer de forma decorosa y reservar energías para el recorrido de regreso, ya que cada uno de ellos cargaba en su espalda una imagen de la virgen, cuyo peso oscilaba entre los 35 y 40 kilos.

Los “guadalupanos” de San Martiano comentaron que, durante el recorrido, para poder ahorrar dormían en donde los agarraba la noche: ya sea en estaciones de servicio o iglesias y que desde el pasado cuatro de este mes se quedaron sin dinero, pero que las personas al observar su travesía les regalaban comida, agua o lo que les hacía falta para continuar.

“Es el milagro que hace la virgen, nos vamos sin dinero, pero las personas nos ayudan y a pesar del hambre, sed y cansancio, nunca bajamos la cabeza, nunca nos rendimos”, aseguró Jhony Adrián, el mayor de los jóvenes.

Algunos destacaron que llevan varios años con el recorrido, aunque en esta ocasión fue al centro del país, y que durante el recorrido se comunican con sus familiares para que sepan que se encuentran bien.

Además, que es una devoción que hacen todos los años y que culmina este día en la iglesia de su pueblo, en donde los reciben con mucho entusiasmo y reconocimiento, luego de haber pedaleado más de tres mil 100 kilómetros para cumplir con su promesa: visitar a la virgen de Guadalupe.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

 

Por Maricela Arroyo/Grupo Cantón

Te puede interesar

Advertisement