Síguenos

¿Qué estás buscando?

17 agosto, 2022

Cancún

Semáforo naranja a conveniencia

LICETY DÍAZ
GRUPO CANTÓN

CANCÚN.- La semana que recién concluyó se dieron los más altos registros de contagios en la entidad, en tres ocasiones se rompió tres veces el récord de infectados y 202 en un día hasta el momento es la cifra más alta reportada, a pesar de esta preocupante realidad, el semáforo sanitario permaneció inamovible en color naranja.

Gerardo Solís Barreto, presidente de Defensoría Internacional de los Derechos Humanos, tras esta polémica argumentó que lo que se pretende es establecer medidas draconianas, rigurosas que deben ser acatadas por la población que impactan directamente a la ciudadanía en su psiquis al no haber nada más desmoralizante que se anuncie como un hecho correcto volver a una fase de la pandemia que se consideraba superada.

“El gobernador trata al pueblo como menores de edad, amenaza con implantar medidas más severas con una actitud de dictador totalitario porque primero se deslinda de sus responsabilidades del manejo de la pandemia en el estado y posteriormente arremete contra la población culpándola de negligente y desobediente de las indicaciones sanitarias, cuando la población se ha comportado con mucha responsabilidad ante la crisis”, señaló.

Añadió que las personas ha soportado las consecuencias de la paralización de las actividades económicas en que se vive.

En cuanto al despunte de los contagios se observa un craso error del manejo de la pandemia, se tenía que tomar acciones para prever, por lo que no se puede explicar ahora porque entonces quiere tomar medidas drásticas fincando su actuación en razones políticas y debería ser juzgado por no seguir el riesgo del semáforo epidemiológico, indicó Solís Barreto.

Recordemos que el 8 de junio se paso a semáforo naranja en la zona norte de Quintana Roo para reactivar el turismo, mientras que el 22 de junio se pasó de rojo a naranja en la zona sur, a pesar de la inconformidad de la población porque ya se elevar el número de contagios por esa región.

Con las medidas coercitivas lo que hace es aumentar la tortura de la gente de cuándo podrá proveer de alimentos a sus familiares, lo que se pretende es salvaguardar intereses particulares en un manifiesto desprecio para el pueblo.

“Cuando se siguieron las indicaciones del gobierno federal la epidemia se mantuvo controlada, pero cuando el gobernador tomó la responsabilidad la situación se descontroló”, comentó.

Por la serie de errores mediáticos y declaraciones que crearon confusiones en las personas quienes desesperados al no poder conseguir su sustento, no pudieron tomar las decisiones correctas ahora Carlos Joaquín González les reclama la responsabilidad ante el aumento de los contagios, cuando fue su campaña de desinformación por lo que la población de relajó.
Concluyó que la fase a naranja es un ejemplo claro que no actuó a favor de la ciencia, sino en política para darle gusto a sus amigos hoteleros y eso es indignante.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

Ahora no solo hay crisis en materia de seguridad pública, sino también incremento en contagios de Covid-19, que hará una reactivación económica más lenta.

Te puede interesar

Advertisement