#Voces Disruptiva: El TERROR que vivimos, por Paula Villanueva

117
Paula Villanueva

Hoy no vengo a hablar de mis temas habituales en este espacio. Hoy en mi calidad de joven, mujer, quintanarroense de antaño por ambas familias, cancunense de nacimiento, estudiante, activista, y crítica; expresaré un mensaje contundente.
Hoy te hablo a ti, clase política quintanarroense. Porque entre tanto ‘enjuagadero’ mediático de culpas… Una que sabe de facultades orgánicas, y administrativas, entiende el concepto de mando único. Sin embargo, a mí y a las más de 500 víctimas manifestantes ciudadanas, no nos cuentan lo que vivimos los manifestantes anoche 9 de noviembre del año 2020.
Hoy me río de las mujeres que salen a querer sacar partido por el valor político-mediático de esta TRASGRESIÓN a los derechos humanos. Jugando con el concepto de solidaridad y corrompiendo la sororidad femenina reduciéndola a un demagógico discurso mal armado.
NO LAS VI CAMINANDO CON NOSOTRAS, no las vi publicar una postura previa. ¿Acaso compartieron la imagen de Alexis? Nunca las he visto compartir las desapariciones de mujeres. Tampoco las vi acercarse a la familia y brindar asistencia a muchas que salieron a “indignarse” ya que convenía. Era un caso de feminicidio más para ustedes, “una más” cuyo privilegio no les permite vislumbrar el dolor de la mujer mexicana sin poder o dinero, el terror del día a día.
Estoy consciente de mi calidad de privilegiada al tener acceso a las necesidades básicas desde la infancia, acceso a muchas garantías que no goza la mujer promedio en mi país. Reconozco donde estoy parada y aún sin tener el poder que tienen ustedes… Fuera de un liderazgo de opinión; ayer salí a la calle, con un cubrebocas y unos lentes. A manifestarme PACÍFICAMENTE con mis amigas y compañeras estudiantes, mujeres, jóvenes en proceso de formarse para seguir trabajando por nuestro país. Hay un único privilegio que nunca tendré, el de ser hombre en un estado que HOY no ofrece garantías para nosotras.
Mis amistades me piden que borre que estuve ahí, que me cuide. Tienen miedo por mi vida, por mi integridad.
Necesitamos mucho más que unas frías palabras diciendo que “condenan los actos” y lavándose las manos…
Se habla de destituciones, ¿donde están las detenciones? ¿Las veremos algún día?
Reconozco que la Fiscalía General de Quintana Roo, en ningún momento nos reprimió, o amedrentó.
Respetó el dolor y el coraje del pueblo.
QUIERO RECALCAR QUE ERAN DEMASIADOS LOS HOMBRES DESCONOCIDOS POR TODAS LAS COLECTIVAS QUE NOS ENCONTRÁBAMOS AHÍ, HACIENDO DESTROZOS.
Yo asistí a una manifestación pacífica, nosotras sólo fuimos a caminar y levantar la voz con una sencilla lona con la palabra “JUSTICIA”. Ignoramos y somos totalmente ajenas a los destrozos perpetuados por hombres que iban claramente organizados para desorganizar y desacreditar la protesta que reitero, era pacífica.
Hasta para politizar, fueron burdos.
Siguiendo en mi orden de ideas de lo nauseada que estoy de lo que se vive en mi Estado…
¿Qué pasó con mis queridos ROCKSTARS de las instituciones y comisiones de juventud?
Se veían súper guapos, en sus eventos en el airecito acondicionado. Me encanta como personajes OPACOS y TIBIOS, son quienes representan a las BRILLANTES y CÁLIDAS voces de la juventud en mi Estado. Diría la canción: “muy lindo en Instagram lo que postean, pa’ que los vean cómo les va de bien pero lo hacen mal…”
El único que me abordó para preguntarme cómo sumaba fue el joven Eric Arcila. Le manifesté mis perspectivas, de forma contundente y fue receptivo. Me dio contención, habremos de ver que resultados arroja la práctica.
Se necesita reforzar MÁS las acciones, dinámicas y políticas públicas con perspectiva de género desde todas las trincheras.
Gracia Alzaga, reconozco tu valentía y tu valor como activista en esta lucha. Gracias por ser una mujer con un enfoque académico y de estudio, con respecto a todas las temáticas que abarcas. Gracias por también ser una guerrera en el campo. Ayer me dolió ver a tu madre, con el corazón acelerado y los ojos cansados, preocupados por el contexto actual y cómo visibilizas todo lo que es relevante.
Te quiero y me honra poderte decir amiga, aliada incondicional.
Ayer nos unimos y esto apenas empieza…