Las cacerolas de la derecha

A toda luz visible el fracaso de la globalización, lo que marca la pauta a seguir en estos momentos, de diferentes maneras, según cada país.

56

A toda luz visible el fracaso de la globalización, lo que marca la pauta a seguir en estos momentos, de diferentes maneras, según cada país.

La globalización en México ha fracasado por una mal sana, perversa tergiversación del capitalismo a favor de la clase política imperante, que se decidió por un capitalismo de cuates, al operar los mercados como una sola franquicia, para la casta privilegiada que manejó el libre comercio, en nuestro país, con el favor de la hacienda pública.

Sin embargo, lo que más llama la atención del fracaso de la globalización, es que, con su actitud y circunstancias, den testimonio de esto las grandes potencias como USA, – nuestro vecino- precisamente en estos momentos, que dan un paso atrás, reforzando fronteras y levantando muros; siendo que hace treinta años, el mundo derribó el muro más ignominioso, y sobre el cual el neoliberalismo se jactó de construir un mundo mejor.

Para decirlo de otra manera, se ha suprimido la multilateralidad de las ideas que favorecen al flujo de los capitales y no de las personas, estancándose en la unilateralidad que conduce al fascismo.

En nuestro país nada les parece bien, se ha terminado con un régimen opresor –sin ahondar en ello- y se multiplican los insultos, se incrementan las dudas, se abunda en diatribas, descalificaciones histéricas o esquizofrénicas, es decir, no aceptan que el triunfo de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) es un triunfo absolutamente democrático y definitorio, que le otorgó el pueblo, con su voto. No aceptan que el voto popular, haya acabado con esa especie de jardín de los cerezos que había establecido el neoliberalismo dentro de la dictadura perfecta.

Para retomar el rumbo del pueblo, “Todos somos pueblo” decía Carlos Monsiváis; acabar con la corrupción política e impunidad general y avanzar en la eliminación de la pobreza que no produce ni paga de impuestos, y hacer una economía fuerte en base a un mercado interno fuerte para avalar nuestro comercio exterior.

Hay que tranquilizarse, AMLO no toma posesión hasta dentro de unos días, lo que sobran son especulaciones de los corifeos del régimen que termina ¡Y termina con una época! Para establecer una nueva república, y alcanzar la transformación de la misma. Desde luego, ante los acontecimientos mirados al revés, es fácil deducir los ataques de la derecha, y de la derecha internacional, mismos que se incrementarán después del 1º de diciembre.

Al tiempo…