Se refugian en Morena

57

En un principio se le veía como la esperanza del cambio, pero poco a poco el mismo “dueño” de Morena, Andrés Manuel López Obrador, se ha encargado de llenar su partido de todo lo que en un principio criticó.

Priístas, perredistas, petistas, panistas y todos aquellos que usted pueda imaginar han emigrado a Morena y peleado por candidaturas en los diferentes puestos de elección popular confiados en que el efecto peje les hará ganar.

Llama principalmente la atención el caso de los priístas, aquellos que son parte de los que López Obrador llama “la mafia del poder”, pero que ahora son parte de su partido, donde él mismo les ha abiertos la puerta.

A lo largo de todo el país se da este fenómeno de “reciclaje” de priístas, muchos con pasados de corrupción y que incluso fueron cuestionados y ahora son recibidos con los brazos abiertos.

En el caso de Quintana Roo, figuras como Marybel Villegas, Eduardo Ovando, Edgar Gazca, Lenin Amaro o Juanita Marrufo mostraron su apoyo a Morena. Algunos, como Marybel Villegas fueron parte de la Legislatura controlada por Roberto Borge, que votó por el paquete de impunidad y cómplice del mayor desvío en la historia de Quintana Roo.

El mismo dirigente estatal de Morena, José Luis Pech Várguez, es surgido de la cantera priísta, donde militó muchos años y estuvo bajo las órdenes de varios gobernadores hasta que decidió abandonar el barco e irse a Morena.

La llegada de priístas ha propiciado luchas internas al interior del partido, pues aquellos que lo fundaron y militaron en él desde el principio critican a los oportunistas que solo ven la posibilidad de conseguir un puesto de elección popular.

Es innegable que para muchos ciudadanos Morena es o era una opción contra el gobierno federal priísta, pero el haber aceptado a tantos políticos de oscuro pasado les ha restado puntos y no falta quien se pregunta si no terminará siendo igual o peor que el PRI al que tanto critica.

Habrá que ver si este descontento interno y la desconfianza de la ciudadanía se ve reflejado el día de la elección, pues muchos van perdiendo, cada día más la esperanza puesta en el partido de López Obrador.