El Coloso de Santa Úrsula y de AMLO

El anuncio que hiciera Andrés Manuel López Obrador, de utilizar el estadio Azteca, propiedad de la empresa Televisa

61

El anuncio que hiciera Andrés Manuel López Obrador, de utilizar el estadio Azteca, propiedad de la empresa Televisa, como alternativa para el cierre de su campaña ante la negativa del gobierno de la Ciudad de México de brindarle la oportunidad de hacerlo en el Zócalo, ha levantado una serie de especulaciones que más allá de ser verdad o mentira todo lo que se rumora, lo cierto es que sí causó en este reportero una sorpresa.
Si bien es cierto que no es la primera ocasión en que el llamado “Coloso de Santa Úrsula” es utilizado para un cierre de campaña presidencial, tratándose de AMLO, sí es una decisión inesperada para la mayoría de sus simpatizantes y también de aquellos que no coinciden con los ideales del tabasqueño; sobre todo porque a los largo de su trayectoria política su relación con la empresa de telecomunicaciones no ha sido buena, principalmente cuando ha buscado la Presidencia de la República, aunque en éste, su tercer intento, se percibe una relación más relajada , cordial.
En la elección presidencial del 2006, el panista Felipe Calderón hizo su cierre de campaña en el Coloso de Tlalpan, seis años después el priista Enrique Peña Nieto, hizo lo propio, nadie dijo nada, no se levantaron olas; sin embargo, la confirmación de que AMLO cerrará campaña en el estadio Azteca, llama mucho la atención, tanto que hasta se habla de un pacto entre EPN y AMLO.
La confirmación del arrendamiento del estadio Azteca para el evento de AMLO en donde por cierto estarán amenizando el mismo, grupos musicales y solistas de la talla de Zoé, Caifanes, Belinda , entre otros, fue por el director general Corporativo de Comunicación de Grupo Televisa, Rubén Acosta Montoya.
López Obrador, quien en anteriores campañas rumbo a Los Pinos se expresaba de la mayoría de los periodistas, conductores o comunicadores de Televisa como los voceros de la mafia del poder, hoy la situación es distinta, incluso durante su participación hace algunas semanas en el programa “Tercer Grado”, los periodistas que entrevistaban a AMLO no fueron tan quisquillosos, provocadores o sermoneadores como en otros tiempos ante el candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia”, es más, el pasado mes de mayo, Televisa despidió al periodista Ricardo Alemán por lanzar un tweet (Twitter) violento contra López Obrador.
Más allá de pensar y especular de un pacto entre EPN o Televisa con AMLO, lo cierto es que Andrés Manuel va viento en popa hacia Los Pinos, todo indica que por fin logrará su anhelado sueño de ser mandatario nacional, en este tenor y observando su inminente triunfo el próximo 1 de julio, sin duda el comportamiento de varios personajes de la vida política, empresarial y hasta de los medios de comunicación hacia la figura del llamado “Peje” se ha modificado a tal grado de permitirle utilizar el emblemático estadio Azteca, inmueble deportivo y ahora también político que representa el poder de la empresa Televisa y ¿por qué no? del país.