La transición que nos espera.

“Desde luego, ante el fracaso, es más fácil “cargarle el muertito” a quienes vienen”

18

Escuche mientras lee: “The Crying Game”, tema de la película homónima, interpretada por el cantante inglés “Boy George”.

A punto de cambiar de Legislatura, los hoy diputados electos se adelantan a fijar posturas sobre temas variados y claro, hay para escoger; la XV Legislatura es una que se ha caracterizado por dejar “pendientes” cualquier cantidad de temas.

Desde la legislación para prevenir y sancionar la alienación parental, hasta la Ley de Protección Animal; pero el más importante de todos ellos, la desaparición de la Gran Comisión.

Desde luego, ante el fracaso, es más fácil “cargarle el muertito” a quienes vienen; es así que fuimos testigos de cómo comenzó el declive de la actividad legislativa desde hace casi un año, cuando los actuales diputados fueron señalados por corruptos; sí, por desviar recursos públicos, algo así como 200 millones de pesos en favor de destacados militantes del Partido Acción Nacional.

Claro, principalmente Eduardo Lorenzo Martínez Arcila, además de darse por ofendido, únicamente atina a negar los hechos, pero de ninguna manera ha avanzado en ofrecer por ejemplo que se contarte a un despacho externo para que audite los recursos de los cuales ha dispuesto el Congreso.

Se ha “llenado la boca” al decir que no es ilegal que el Congreso otorgue “ayudas sociales” y, aún cuando este hecho es muy discutible, lo cierto es que un apoyo social está considerado para quienes no tienen, que no fue el caso de las personas que están en el listado que ha hecho público el Observatorio Legislativo.

Pero los integrantes de la XV han decidido abandonar todo acto que considere la más mínima responsabilidad y dejar a quienes protestarán para la XVI, todos los temas irresponsablemente abandondados.

Ciao.