Las Coreas: superando los vestigios de la Guerra Fría.

Uno de los mayores constrastes entre países vecinos y caso de estudio recurrente en la disciplina de lo internacional, ocurre entre las dos Coreas desde el fin de la década de 1950

12

Uno de los mayores constrastes entre países vecinos y caso de estudio recurrente en la disciplina de lo internacional, ocurre entre las dos Coreas desde el fin de la década de 1950: antes un país unificado, hoy, al sur, una nación a la vanguardia tecnológica y económica mundial, al norte, un país grandemente desconocido para el occidente, con un régimen totalitario cuyo liderazgo es hereditario e indiscutible. Ambas naciones en una guerra latente, con una frontera militarizada y el componente de la amenaza nuclear a occidente a raíz de un programa de armas de alto alcance.

El manejo en el contexto internacional de la amenaza nuclear de Corea del Norte e Irán ha tenido aristas interesantes en la última década a través de las recurrentes sanciones de la Organización de las Naciones Unidas y la influencia de los presidentes estadounidenses; sin embargo a partir de 2017, con la llegada al poder de Donald Trump la tensión aumentó acompañada de una serie de declaraciones y amenazas abiertas de guerra entre ambos líderes. El inicio de un conflicto armando parecía inminente, hasta que un golpe de viento hizo cambiar el panorama: el líder Norcoreano, Kim Jong Un anunciaba el cese de ejercicios nucleares y se establecía un diálogo con el presidente Trump, quien sería invitado a Corea del Norte.

En este contexto, la distención aparente con el occidente se ha reflejado con el vecino del sur: abril de 2018 promete pasar a la historia por las reuniones sostenidas entre el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in. Dicho encuentro es muy alentador si abona a la firma de un tratado de paz entre estas dos naciones, lo que podría finalmente significar el fin oficial a la guerra en la península coreana.