Víctimas del Medio Ambiente

En alusión a un momento de reflexión y análisis de lo que corresponde a la correlación de las acciones de la persona y los resultados obtenidos y además asumir con entereza la responsabilidad de lo que se es y se hace, durante la vida

36

En Paz, es el título de un poema del autor mexicano, Amado Nervo, el cual en su segunda y tercera estrofa dicen … porque veo al final de mi rudo camino que yo fui el arquitecto de mi propio destino; que, si extraje las mieles o la hiel de las cosas, fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas: cuando planté rosales, coseché siempre rosas…

En alusión a un momento de reflexión y análisis de lo que corresponde a la correlación de las acciones de la persona y los resultados obtenidos y además asumir con entereza la responsabilidad de lo que se es y se hace, durante la vida.

Sin embargo, existen diversos tipos de personas con la misma variedad de actitudes, entre las cuales, se puede encontrar, aquellos que en todo momento o en la mayoría de los casos y situaciones, buscan un responsable de su desgracia o fracaso; por ejemplo, la mayoría culpa a los papás de casi todos sus problemas, o en etapa escolar, la culpa la tiene la maestra porque no enseña nada, enseña mal o tiene sus preferidos, también puede ser culpa del país donde se vive o el clima que prevalece, entre muchos otros pretextos, muy creativos y hasta increíbles.

A esas personas, que culpan a los demás y al entorno, se les puede llamar víctimas, o sea que se victimizan ante la injusticia de todo aquello o de todos aquellos que señalan como responsables, y si se casaron fue gracias a que les obligaron o a la circunstancia u ocasión, y si estudiaron algo que no les satisface, fue también porque alguien pudo presionar o influir para que eso sucediera.

Victimas del medio ambiente abundan y pareciera que cada día es más común acomodarse ante esas excusas falsas o pretextos, que se hacen hasta un estilo de vida.

Como se puede analizar, está el camino que nos marcan estas personas que se victimizan y se deben más a las circunstancias que a los planes y metas que se proponen y luchar por ellas; y esta la otra vía, la que incluye en su poema, Nervo, la de ser los arquitectos del propio destino y visualizar que los resultados que se obtienen son gracias a las acciones que se llevan a cabo y a las decisiones que se toman.